Las niñas diseñadoras que ya tienen su propia marca

Son hermanas y con tan solo cuatro y siete años ya diseñan su propia ropa desde el salón de su casa para otros niños.

Sus nombres son Stephanie y Sam Smith, y son hermanas. Estas niñas de tan solo cuatro y siete años, se han convertido en las jefas más jóvenes de una empresa de moda. Estas hermanas han fundado Sass-E Todds (un nombre creado con sus iniciales) junto a su madre, Myla Patterson-Smith.

Fue precisamente ella quien tuvo la idea de crear esta marca tras darse cuenta de que sus hijas tenían un increíble talento, a pesar de su corta edad, para diseñar ropa. Una oportunidad única y arriesgada de emprender junto con las personas que más quiere. 

Bajo el concepto de "ropa de niñas creada para niñas" estas jóvenes no solo hacen realidad sus bocetos repletos de color, sino que además inspiran a miles de niños a tener confianza en  mismos. Algo que, según su madre, es lo que también ha ayudado a su hija Stephanie a dejar de ser tan introvertida, además de hacer que se diviertan.  

Estas hermanas diseñan en el salón de su propia casa, y cuando el resultado final está listo, estos se envían a una fábrica de Nueva Jersey para que los hagan realidad y puedan distribuirlos entre sus pequeños clientes. Los diseños están disponibles en su página web, esperando a que Stephanie y Sam puedan encontrarse alguno de sus diseños por la calle.  

Si hay una cosa que está clara, es que los niños jamás dejarán de sorprendernos 

Continúa leyendo