Cómo ponerse un vestido de flores y no parecer una cursi (o serlo, pero a conciencia)

Los estampados de flores están por todas partes: en bombers, sobre chándals, en shorts e incluso sobre denim.

d
Dolce & Gabbana

- Por eso ahora reivindicamos aquí los vestidos ñoños de flores, que son, al fin y al cabo el sitio natural de las flores campestres.

- Llévalos con cuñas de Castañer, zapatos de plataformón y bolsos pequeños de colores tropicales con asa de cadena (bueno, si fueran de Chanel, fíjate tú qué felicidad).

- Vístelos por la mañana y, más allá de la una de mediodía, con rebequita de color negra o beis. Desvístelos por la tarde y nada de llevarlos de noche a no ser que sea para ir al teatro.

- Póntelos con joyas antiguas, pequeñas, de oro labrado o con corales de gitana (¡qué maravilla!, ¡qué maravilla!).

- Invita a tus amigos, amigas, amantes o colegas a un picnic sobre mantas de lana tartán (si fueran riojanas y de Ezcaray, que maravilla oigan, qué auténtica maravilla) sólo por el placer de vestir floreada.

- Y aquí sí, en una boda tocada con un sombrero de paja, vas estupendamente.

- Para tomar el té, ni que sea sola en tu casa.

- Y luego víste este tipo de atuendo como si no lo hubieras pensado demasiado: el domingo por la mañana de aperitivo, para bajar el perro, un día de lluvia en la oficina, cuando vayas a hacer la compra al súper… Viste así, sin darle la menor importancia al asunto, como si tal cosa…

Ponte encima una gabardina si el tiempo arrecia e incluso botas de lluvia de goma. Póntelos con un blazer (claro que esto no es ningún consejo porque el blazer te lo puedes poner con exactamente lo que te eñe la gana). Si, de repente, el día se tuerce y pasa de una agradable temperatura primaveral a un clima preinvernal (vamos el típico día de primavera) no dudes en volver a sacar del armario tus chaquetas de Harris Tweed.

- No descartes, si hace mucho sol, ponerte unas gafas de pantalla inmensa y un pañuelo anudado en la cabeza como si fueras una payesa o en plan turbante. El estampado del pañuelo de seda (ay mira, si fuera de Hermès, qué triunfo) no hace falta que sea de flores, puede ser abstracto o con escenas campestres o marítimas o a rayas, da igual, … quedará precioso combinar la superficie floreada de tu vestido con el estampado anodino de tu pañuelo.

Etiquetas: estampado

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS