Cuando ya no es cool llevar…

…camisas atadas a la cintura, sandalias con calcetín, zapatos feos…  ¿cómo se convierten las anti-tendencias en un éxito?

Cuando ya no es cool llevar…

Tardas varias semanas o incluso meses en adaptarte a una nueva moda y cuando por fin te decides, todo cambia. Hay que ser atrevida, tener actitud y por supuesto un estilo camaleónico que conserve tu propia esencia. Y es que no es difícil, el truco está en estar interesado por las últimas tendencias y por supuesto leer todos los artículos que os preparamos con cariño.

El año pasado arrasaba llevar la camisa anudada a la cintura, todos corríamos a las tiendas en busca de la camisa leñador para llevarla “por casualidad” atada a las caderas. Daba igual que hiciera calor o frío, que lleváramos un vestido de flores o un short, la cosa iba de copiar el look que vimos en la pasarela de 3.1 Phillip Lim.

Lo hacíamos en los 90 sin ninguna intención de ser cool, simplemente buscábamos comodidad o esconder nuestro trasero, pero ahora es lo más. Luego decidimos que también podíamos llevar una cazadora y de ahí los más friks optaron por intentarlo con el abrigo.

Pues esto es historia, aunque ojo, si quieres seguir llevándolo eres libre. Tampoco hay que exagerar, lo mismo pasó con la sandalia con calcetín y muchos trendsetter la siguen llevando. ¡La moda es libre! 

Ahora estamos con la incertidumbre de si nos ponemos unas Birkenstock, comprarnos unas zapatillas de deporte blancas o cualquier tipo de “ugly shoes”. Lo cierto es que son un fenómeno de masas y que como seas unas fashionvictim te atraparán.

Se busca romper con todo, reinventar antiguas tendencias y vestir diferente.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS