El arte de hacer una maleta

Todos sabemos que una maleta, es un recipiente con un asa para transportar nuestros enseres al viajar, pero algunas no parecemos entender muy bien la diferencia entre esta, y el armario. Aquí tienes unos consejos.

Equipaje para cuatro días

Todos sabemos que una maleta, es un recipiente con un asa para transportar nuestros enseres al viajar, pero algunas no parecemos entender muy bien la diferencia entre esta, y armario.

Estos días de Semana Santa sea cual sea tu destino, no te vuelvas loca metiendo prendas y pertenencias sin ton ni son en la maleta. Deja el armario encadenado a la habitación y ante todo, mantén presente la idea de que tu Semana Santa dura unos días.

En cualquier caso aquí te damos unos consejos útiles a aplicar en el momento oportuno. Como primera medida y aunque suene obvio, concéntrate en hacer la maleta, está muy bien estar motivada por el viaje, pero sino dejas de fantasear y prestas atención, acabarás con un desastre de maleta.

Una buena idea, es hacer una lista de los planes que te puedan surgir y así sabrás el tipo y numero de prendas que te hacen verdaderamente falta.

En cuanto al tipo de prendas, deberás meter un equipaje “ad hoc” con el destino, y dentro de esta premisa procurar elegir tus prendas favoritas y dar primacía a las más versátiles. También es un buen momento para dejar en casa esos ítems de los que estas aburrida y que te pones ya de forma rutinaria ¡ya verás como sobrevives sin ellos de maravilla!

Cuando llegue el temido momento de organizar el neceser hay una regla de oro: solo lo fundamental para la higiene y algunas de tus herramientas de belleza para estar radiante.

Además no te preocupes tanto por lo que te puedas dejar, lo importante es que te mereces un descanso. Para lograr el objetivo procura no olvidar esta reflexión: Una maleta es como un viaje, que se hace con ilusión pero se deshace con nostalgia. Así que aplícate el cuento para estos días y no la sobrecargues.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS