El consumo colaborativo entra en tu armario

Según la revista Time, el consumo colaborativo es una de esas 10 ideas destinadas a cambiar el mundo en los próximos años. Compartir, reutilizar y redistribuir… ¿Por qué no en tu armario? Mira estas ideas y saca más partido a tu ropa.

Reutilizar

moda sostenible

Bienvenidos a ZAR. No, no se trata del buque insignia de Inditex sin la A. Al contrario. Si el imperio de Amancio Ortega aceleró aún más el fast Fashion, desde esta plataforma se defiende una nueva moda, más ecológica y responsable: el slow fashion.
ZAR en Euskera significa precisamente viejo y ese es su objetivo: diseñar ropa a partir de prendas que dejaron de ser útiles o resultaron viejas desde la percepción de las personas que se deshicieron de ellas.

Tomar conciencia

¿Sabías que para hacer una camiseta de algodón se necesitan 2.700 litros de agua? Ya es hora de ser responsables de la ropa que llevamos.

Bajo esa premisa nació Slow Fashion Spain, una plataforma que ofrece formación a empresas del sector que quieran innovar con criterios de sostenibilidad sus negocios. Tienen un directorio de marcas responsables y las promueven en redes sociales. La idea es simple y a la vez revolucionaria: “crear una industria textil en España limpia y local, que genere beneficios para todos los eslabones implicados”.

Nuevas tendencias

moda sostenible

Los nuevos gurús de la moda sostenible ya están aquí. Nuevos bloggers, fotos de street style con moda sostenible y consejos de consumo barato y de calidad circulan por Internet. Apúntate un nuevo mandamiento para el mundo de la moda: “No hay nada más feo que algo insostenible. Y nada menos sostenible que algo feo”, es una de las premisas de SoGOODsoCUTE, un blog muy recomendable.

Y, en esa búsqueda de un nuevo consumo, se redescubren antiguas profesiones. En dLana quieren fomentar el empleo verde y la recuperación de tradiciones sostenibles. También plataformas como Wonderland Fashion Company prestan servicio de promoción a los nuevos artesanos.

Mercadillos online

Chicfy.com es una joven startup malagueña que se ha convertido en algo más de un año en “el mercadillo de ropa más grande de España”. Ya tiene más de 700.000 usuarios que compran y venden sus prendas y accesorios. Según sus datos, cada día se añaden 2.000 prendas y, de media, una chica puede dar salida a 42 prendas que ya no usa y ganar unos ingresos de 750 €. Mucha de la ropa tiene la etiqueta puesta, ya que nunca se ha usado. Son las propias usuarias las que ponen el precio a su ropa.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS