El estampado vaca: ¿cómo llevarlo?

O mejor dicho, ¿hay realmente que llevarlo?

fe
Marni

- Si te decides por vestir este tipo de manchas toma toda las precauciones posibles.

- Decimos que este estampado es de vaca lechera (con perdón) pero si es bueno y de calidad estará confeccionado con pelo de potro. 

- Y ahí va una clave fundamental para poder sobrellevarlo: o es muy bueno o descártalo inmediatamente o sea que, por supuesto, nada de estampados de vaca de peluche o plastificados.

- Este tipo de estampado debe tomarse muy pero que muy en serio porque si lo vistes con medio ápice de humor quedarás mal, quedarás vaca.

- No vistas de vaca en el campo, ni mucho menos en Suiza. Tampoco en un rancho de caballos de rodeo porque te confundirán con una res.

- Lo ideal sería que estas manchas aparecieran sobre prendas descomunales, tipo abrigo, porque en pequeño o en corto quedan ridículas.

- Mejor que su dibujo tienda a la abstracción.

- Y mejor si se combinan con prendas mínimal y monocolores porque conviven mal con otro tipo  de estampados.

- A diferencia de otros estampados salvajes como los de leopardo o zebra, este no permite, insistimos, ni medio chiste (a la hora de vestir al menos) y tampoco, se junta demasiado bien con el denim. 

- No son prendas, en definitiva, que conecten con lo sport. Pero tampoco sirven para cubrirse durante la noche o de fiesta.

- Por lo tanto se puede concluir que estas prendas, las prendas con estampado de vaca, son prendas ejecutivas.

- Por supuesto nunca habría que elegirlas más allá del blanco y negro (con manchas marrones son de pecado fashion).

- Vístelas con zapato plano y nunca con zapato de tacón alto, sandalia festivaleras o zapatos tipo pezuña porque entonces sí que te confundirán sin remedio con un rumiante.
 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS