El polo, cómo llevarlo bien

No tiene mucha complicación, para qué nos vamos a engañar, pero nunca está de más insistir en esta prenda clásica e imprescindible.

s
Lacoste

El polo de piqué se utilizaba exclusivamente para jugar al tenis o al, pues eso, polo. Actualmente es al verano lo que la camisa oxford al invierno. O sea, un básico.

- Se puede llevar de muchísimas maneras, incluso sin planchar.

- Afortunadamente ha pasado el furor por vestirlos con el cuello levantado. Pero con esto de la moda nunca se sabe, esa  manía, podría volver en cualquier momento…

- El polo se viste, si eres mujer, igual que como lo visten los hombres: con chinos, con jeans, con bermudas, en la playa, en la ciudad, en el campo… pero también con falda tubo o mini falda vaquera (bueno eso los hombres no se lo ponen, pero todo llegará…), con peto, con mocasines o con zapatillas, chanclas o náuticos…

- Vístelo a la manera de Jil Sander con una americana floja y con todos los botones abrochados.

- Representa que es una prenda más de día que de noche pero pregúntate cómo se lo pondría Bimba Bosé más allá de las ocho de la tarde y verás que también es posible sacarlo para ir a cenar: con una bomber de lentejuelas, con una chupa perfecto de cuero, con pitillos dorados, con esmoquin…

- Por supuesto, también sirve para practicar deporte. La gente no cae en eso y no estaría mal recuperar esta prenda para ir al gym.

- Cuánto más desgastado esté el polo, más preppy parecerá. Y eso siempre está bien.

- Y hablando de preppy (que es para nosotros una pasión que digo pasión, ¡religión!): ponte el polo como lo hacía el personaje Kate Beckinsale en Last Days of Disco (1997), que eso sí que es llevar un polo -de Lacoste para más señas- y lo demás son tonterías.

Etiquetas: moda primavera-verano

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS