El revolucionario método KonMari para colocar tu armario

Marie Kondo se ha convertido en toda una celebrity en Japón por tener un revolucionario método para que tu armario (sea cual sea su tamaño) esté siempre ordenado.

ordenar el armario
@sincerelyjules

Seguro que muchas veces has pensado que tu vida es un caos, nada te sale bien y solo tienes ganas de llorar. Pero seguro que no se te ha ocurrido, que parte de tus problemas puede que sean por el orden. Un orden u organización mental pero también físico.

Entrar en un espacio ordenado y limpio hace que de forma automática lleguen a nuestro cerebro estímulos de paz y tranquilidad.

ordenar armario

Llegar tarde a un sitio porque no encuentras tu chaqueta favorita, olvidarte las llaves de casa porque no siempre las dejas en el mismo sitio, o tropezarte con los zapatos que has dejado en la entrada por no guardarlos en el armario, son algunos de los problemas que podemos ahorrarnos si tuviésemos una vida, mejor dicho una casa, más ordenada.

Según Marie Kondo, autora del libro La magia del orden, “la vida comienza después de poner tu casa en orden” y por eso tiene como filosofía de vida “ordeno, luego existo”, algo que asegura que si tuviésemos en cuenta nuestra vida cambiaría por completo no solo físicamente sino mental.

Su método, se ha convertido en todo un best seller en Japón y ya ha vendido más de dos millones de ejemplares en Europa, porque hay una máxima que traspasa fronteras: las mujeres acumulamos cantidad de cosas innecesarias y con muchísimo material de almacenaje poco efectivo. La ropa se pierde en el armario sin saber que la tenemos. Así que es hora de ponerse manos a la obra, y cambiar nuestra vida empezando por el orden de nuestros espacios. Aquí tienes sus 9 puntos básicos que prometen revolucionar –y ordenar de una vez por todas- tu armario

Las reglas del método

foto
@sincerelyjules

1- Ordena las prendas por categorías, no por localización. Es decir, reúne toda la ropa de la casa –esté donde esté- y prepárate para colocarla de una vez por todas. Un buen ejemplo es el de colocarlas por temporadas (primavera, verano...), colores o tipo de prenda (vestidos, camisetas, pantalones...)

2- Guarda únicamente las prendas que te transmitan emociones de alegría. Si hay algo que te recuerda a un mal día, una persona que te hizo daño, o una situación de mala suerte, es mejor que te deshagas de ella, porque lo más seguro es que no te lo vuelvas a poner.

3- Prescinde de lo que no se usa (si no lo necesitas tú, tampoco nadie de tu familia).

4- Antes de tirar la ropa despídete de ella “con gratitud por el servicio dado”. 

5- Ordena correctamente y de forma efectiva una sola vez y ya permanecerá siempre ordenado.

6- No hagas maratones de orden, ya que tiene efecto rebote. Crea una rutina de limpieza. 

7- Comienza a ordenar las cosas más fáciles. Así no abandonarás. 

8- No compres cajas ni materiales de almacenaje pequeño. Llenan el espacio del armario.

9- Lo más importante: ¡aprende a doblar la ropa correctamente para ahorrar espacio! Y aquí es donde el método KonMari nos ha sorprendido. Por ejemplo, los calcetines no se almacenan unidos en las convencionales “bolas”. Es mejor formar una especie de cadeneta.

CONTINÚA LEYENDO