El vestido de espejos: ventajas y desventajas

Una de las últimas salidas del desfile de Dolce & Gabbana (O/I 2016-17), un vestido trencadís de espejos, nos recuerda poderosamente a uno de los looks más impactantes de la colección de verano de Loewe. Vamos a descubrir ahora, mira tú que suerte, las ventajas y desventajas, que también las hay, de ponérselo encima.

Ventajas del vestido de espejos

espejo

1. La gente alucinará contigo y querrán reflejarse en tu vestido, o sea, que si quieres ser el centro de atención lo vas a conseguir al instante.

2. Para retocarte el lipstick no hará falta que saques tu espejito del bolso, con bajar la cabeza bastará.

3. Seguro que encuentras trabajo: te pueden contratar en una discoteca a modo de bola de espejos viviente. Imagínate, dando vueltas en un podium mecánico y convirtiendo los haces de luz de los focos (todos dirigidos a tu persona) en destellos mientras la gente baila enloquecida a tu alrededor.

4. Si tuvieras que leer una tesis doctoral sobre Antoni Gaudí, el arquitecto, no hay outfit más adecuado para hacerlo. Igualmente, si fueras guía de La Pedrera o del Parc Güell, este debería ser tu uniforme.

5. Si has quedado a cenar, medio obligada por tus amigas alcahuetas, con ese pelma, primo del primo de una de ellas, y no quieres que al final de la cita se te acerque ni te abrace, ya sabes, vestido cortante de espejos.

6. Si eres Tilda Swinton y necesitas algo impactante para un estreno. P'alante con él, Tilda, cariño.

Desventajas del vestido de espejos

espejo

1. No te podrás sentar. Eso es así. No hay que darle más vueltas.

2. O sea, que si estás cansada o incluso agotada, no te lo pongas, porque te vas a quedar toda la velada, sea del tipo que sea, de pie.

3. Tampoco podrás bailar agarrada, ni lentas… claro que, pensándolo bien, ¿hay alguien que baile agarrado a estas alturas de la película? ¿hay alguien ahí? Qué desastre, ese carné de baile vacío y ruinoso.

4. Puedes provocar algún que otro accidente porque si los coches se deslumbran, pues figúrate.

5. Puedes desviar un barco de su recorrido si te da por vestirlo (no me preguntes por qué) a orillas del mar, porque te confundirán con la luz de un faro.

6. Tienes que estar muy en forma porque es un vestido que así, de lejos, da la sensación que tiene que pesar. Eso o llevar Réflex en el bolso.

7. Si te lo pones para quedar a cenar con ese primo del primo de una de tus amigas alcahuetas y al final resulta que, contra todo pronóstico, te gusta y deseas que te abrace (que te abrace como mínimo), no lo va a poder a hacer porque se cortará.

8. Si no tienes doncella te será muy difícil ponértelo y quitártelo. Y por supuesto, a la lavadora, este vestido de espejos, no puede ir. Necesitarás una tintorería donde tengan Cristasol.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS