Guía para elegir el zapato ideal según tus necesidades

Si tus pies hablaran, ¿qué crees que dirían de ti? Atenta a estas recomendaciones y elige los zapatos que mejor se adapten a tu día a día.

El zapato ideal para cada necesidad

Que levante la mano aquella que, al llegar a casa, tiene ese placer secreto llamado quitarse los zapatos y tirarlos bien lejos. Nuestro día a día nos obliga a ir de un lado para otro a una velocidad de vértigo y, muchas veces, los zapatos que escogemos no son ni mucho menos los más adecuados para ello. Dolor de pies, rozaduras, ampollas e incluso heridas son algunas de las sorpresas con las que nos encontramos después de haber estado todo el día fuera de casa, sea trabajando o sea por ocio, habiendo llevado unos zapatos insufribles (y caminando como un pato la mayor parte del tiempo...).

Y es que, a pesar de que siempre debe primar la comodidad a la hora de escoger un modelo de zapato, no siempre lo cumplimos, ya que algunos de los diseños de los que nos enamoramos no cumplen esta premisa. Y lo más importante de todo es que, no todas las mujeres necesitamos el mismo tipo de calzado. Imagina a una mujer que está sentada ocho horas seguidas, evidentemente no le va a pedir a su calzado lo mismo que aquella que vaya sin parar de un lado para otro. Tus zapatos se tienen que adaptar a tu día a día.

Así que, como no podemos ir descalzas todo el día (y sabemos lo mucho que nos gusta pecar de vez en cuando subiéndonos a buenos zapatos de tacón), hemos elaborado una pequeña guía para encontrar el zapato perfecto según tus necesidades. Te va a venir a la perfección.

Pasas mucho tiempo de pie

Dentro de esta categoría se incluirían todas aquellas mujeres que pasan más de un cuarenta por ciento de su tiempo en el trabajo de pie, entre ellas aquellas que desarrollan una labor comercial o trabajan en sectores como la sanidad, la hostelería o el turismo, pero que no pueden acudir con zapatillas deportivas. Si es tu caso, lo mejor es que apuestes por un modelo de tacón medio-bajo, de entre dos y cuatro centímetros de altura, y buen revestimiento que de sujeción y apoyo confortable al pie.

Pasas tiempo de pie pero puedes ir con 'sneakers'

Es el mismo caso que antes, salvo porque el dress code es mucho más informal en su lugar de trabajo y sí pueden ir a trabajar con zapatillas deportivas. A la hora de elegirlas, opta por aquellas que están realizadas en un material de calidad, para evitar sobre todo problemas de rozaduras, y que lleven suela ergonómica para evitar daños con la pisada. Hay que pensar que les vamos a dar un gran uso y por ello no hay que escatimar con los precios.

el zapato perfecto

No paras ni un instante

Entre el trabajo, en el que no puedes sentarte más de medio minuto, y el resto de tareas cotidianas, literalmente, no paras. Es el caso de casi un veinte por ciento de las mujeres, aquellas que trabajan en el sector educativo, moda, arte y ocio. Un zapato con un tacón de dos centímetros de altura (como máximo) será el ideal para ti; eso sí, busca un modelo que combine con tus estilismos favoritos para disfrutar al máximo.

Del trabajo al evento

Si tu caso es el de aquellas mujeres que pasan de estar sentadas todo el día en la oficina al afterwork (generalmente aquellas que poseen un perfil administrativo o ejecutivo), necesitas un zapato que te dé unos centímetros de altura gracias a un tacón alto, pero que a su vez absorba el impacto del talón y facilite la pisada gracias a que están elaborados con materiales de alta calidad.

Aún así y a pesar de las diversas situaciones en las que trabajamos cada una de nosotras, hay que pensar en estar lo más cómodas posibles y a pesar de que siempre nos han dicho que para presumir hay que sufrir, nosotras ya pasamos de eso y preferimos estar como con zapatillas de andar por casa.

A la pregunta "dime qué zapato llevas y te diré cómo eres" contestaremos: cómodas y prácticas, que es lo mejor ¿no?

CONTINÚA LEYENDO