Formas de poner un pareo

Te desvelamos tres formas muy chic de ponerte un pareo.

pareo

El complemento perfecto para ocultar las partes deseadas

El complemento perfecto para ocultar las partes deseadas

 El mejor truco para disimular tus caderas en la playa, más allá de no elegir bikinis cuyas braguitas tengas grandes lazadas o drapeados, es anudarte el pareo a la cintura. Un clásico que te permitirá tapar sólo los centímetros de piel que tú desees. Cuanto más bajo lo anudes, más se alargará tu figura visualmente.

Si tu problema es la flacidez, elige telas livianas que cubran pero no aporten mayor volumen, mientras que si lo que quieres es aparentar algunos centímetros menos, lo mejor es optar por colores oscuros y huir de los estampados extremos.
Recuerda no anudar con extrema fuerza tu pareo: si lo aprietas demasiado, la tela podría oprimir tu piel y el resultado podría ser el contrario del deseado.

Pareo-vestido

Sólo tienes que fijarte en las tendencias de moda: el corte helénico y las asimetrías siguen siendo una constante en las pasarelas y en la calle. Juega con tu pareo para darle la forma que desees: asimétrico anudado tras el cuello -ideal para las que quieran disimular su pecho o protegerlo del sol- o modo "palabra de honor". Con un único pareo podrás lucir todo tipo de vestidos y cubrirás las partes que desees ocultar... ¡O simplemente dar una lección de estilo sobre la arena!

Pareo-falda

La fiebre por los maxi-vestidos y las faldas largas se extiende a las formas de llevar un pareo. Aprovecha el largo de tu pañuelo para convertirlo en una falda hasta los pies. Esta opción es perfecta no únicamente para la playa, sino que se convertirá en tu mejor aliado para ir a tomar algo por los chiringuitos o incluso para ir de shopping con ese aire años setenta que tan de moda está.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS