Los tacones y sus problemas para la salud

Un uso abusivo de este tipo de zapatos puede provocar graves problemas para salud: lesiones de rodilla, pérdida de equilibrio o incluso artrosis. Si quieres usarlos no te olvides de elegir la medida y forma adecuada.

Los tacones y sus problemas para la salud

A muchas mujeres nos gusta llevar tacones. Es cierto que estilizan la figura (piernas, torso), obviamente eres más alta y, no nos olvidemos de que acentúan las curvas del cuerpo femenino.

A muchas otras mujeres no les gustan los tacones y es que, por muy bien que te veas, no es sencillo aguantar el peso sobre unos tacones de infarto, mientras luchas por no caerte y andar sin parecer un patito.

Sin embargo, por muy bien que nos podamos ver subidas en unas plataformas infinitas, para el cuerpo son más los contras que las ventajas que nos ofrecen los zapatos de tacón.

Así que, a veces, la belleza sí está reñida con la salud y uno de esos momentos es usando tacones.

Problemas que traen los tacones

El uso de este tipo de zapatos tiende a modificar la postura natural del cuerpo, haciendo que vayamos con las rodillas y la cadera flexionadas, el pie en una posición curva totalmente artifical, por no hablar de las rozaduras, juanetes o callos que pueden ocasionar.

Y es que, según dice la fisioterapeuta Flor María Trujillo: “Andar sobre tacones altos desplaza el cuerpo hacia delante y obliga a los dedos y al antepié a soportar todo el peso, provocando dolor y daño en estas extremidades”

Esta postura distinta a la que deberíamos tener puede provocar dolores en la zona lumbar o, en casos más extremos, llegar a producir artrosis en las rodillas.

Otro de los contras que tiene subirse en unos altísimos tacones y, aunque parezca obvio decirlo, son las caídas, que aumentan considerablemente: pérdida de equilibrio, esguinces graves de tobillo, etc.

¿Embarazada? ¡Di adiós a los zapatos altos!

Tacones embarazada

De hecho, es por el aumento de posibles caídas la razón por la cual los tacones están totalmente contraindicados para las mujeres embarazadas. Un aumento de peso durante la gestación, cambios hormonales y la modificación del centro de gravedad por el aumento del vientre convierte a las mujeres embarazadas en un grupo de riesgo para el uso de tacones.

Consejos para el uso de tacones

Aun así, si os gustan los tacones, podéis usarlos siguiendo estos consejos:

  • Respecto a la altura: lo mejor, para respetar la postura natural del pie, es que tengan una plataforma de entre 2,5 y 4 centímetros.
  • Respecto a la forma: intentar evitar zapatos con punta muy cerrada y alargada ya que provocan que los dedos se encojan y se monten entre ellos, provocando los callos, juanetes o el dedo martillo (un dedo adquiere una postura curva y la posición que tiene es la de estar encogido, simulando la cabeza y el palo de un martillo).

 

Etiquetas: tacones, zapatos de tacón

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS