¿Por qué guardamos piezas en el armario que no nos ponemos?

¿Cuántas piezas y prendas de ropa tienes acumuladas en el armario y no te las pones nunca? Descubrimos por qué solemos hacerlo todas.

Gracias a mi trabajo y que una gran cantidad de clientas me han abierto sus armarios, he observado que muchas mujeres suelen guardar prendas en el armario que gozan de un espacio año tras año, y que nunca se acaban poniendo, pero que sin embargo les cuesta horrores desprenderse de ellas.

Precisamente hicieron un estudio intentando averiguar cuáles eran los motivos que llevaban a la mayoría de las mujeres a no querer desprenderse de esa ropa, que ya no utilizan, y salió publicado en la revista Fashion Theory.

El artículo parte de una encuesta realizada a 46 mujeres (una muestra pequeña) de una edad comprendida entre los 35 y los 65 años. Las encuestadas tuvieron que describir cuatro prendas que guardaban en su guardarropa a pesar de que ya no les valieran, explicar por qué no les valían y los motivos por los que aún así las guardaban.

Por qué guardamos piezas en el armario que no nos ponemos
Foto: Istock

Los resultados son reveladores:

  • Sólo un 15% afirmó no tener ninguna prenda que no le valiera.
  • Un 37% tenía de 1 a 10 prendas,
  • Un 17% tenía de 11 a 20 prendas que no le valían
  • Y un 15% admitió conservar de 21 a 30.
  • Si hacéis las cuentas, falta un 16% que corresponde a respuestas no numéricas tipo “mucha” o “más del cuarto de mi guardarropa no me vale”

Entre los motivos alegados por las encuestadas, se establecieron cuatro categorías generales.

Peso: Básicamente, el estudio establece que guardamos las prendas que no nos caben porque esperamos volver a ponerlas, tememos desprendernos de ellas porque sería como abandonar toda esperanza de adelgazar.

Valor económico: Según el artículo, cuando los motivos de peso ya no son suficientes para excusar que guardamos una prenda que no nos cabe buscamos otra razón. Ésta suele ser de naturaleza económica, la más alegada por las mujeres encuestadas: la prenda era muy cara para tirarla, se trata de una inversión, no la hemos amortizado bastante o nos costó mucho encontrarla.

Valor sentimental: Los motivos sentimentales son los menos alegados, según las autoras. Sentimentalmente nos da pena desprendernos de según qué pieza, porque nos las han regalado personas importantes o son recuerdos de momentos, viajes y situaciones concretas.

Valor estético: Finalmente, existen los motivos estéticos. Aquellas prendas que compras aunque sabes que te pondrás rara vez pero son tan bonitas o especiales que necesitas poseerlas.

Estas son las 4 razones según el estudio y estoy completamente de acuerdo y además estoy segura que en alguna te has sentido identificada. Pero no te parece una actitud irracional, que estas prendas gocen de un espacio en nuestro armario si no tenemos intención de ponernos las. Tener ropa en el armario, que no nos vale o que no nos ponemos, nos complica la tarea de vestirnos cada mañana, ¿nos facilitamos la vida?

Guarda ropa en el armario que ya no usamos
Foto: Istock

Hoy te animo, aunque se que es una de las tareas más duras y que más cuesta arriba se hace para la mayoría de mujeres; revisar toda la ropa de tu armario, aprovecha este artículo para empoderarte y analiza con atención prenda por prenda.

Aprovecho también para rebatir los motivos alegados por las encuestadas, para que no te puedan servir a tí también de excusa.

SÍ que debes retirar una pieza sí:

  • Ya no te cabe, ¡¿para qué torturarse?! La mayoría de personas a las que he asesorado, suelen guardar piezas de ropa que ya no son de su talla ¿para qué?, ¿para atormentarse cada mañana recordando que no están en su peso ideal?. Solo nos falta esto, ¡qué locura!, y qué mal comienzo de día.
  • Que sea cara, aunque nos haya costado mucho dinero, aunque nos duela, también sacaremos del armario aquellas prendas que nos costaron mucho dinero pero que no hemos utilizado por la razón que sea. Seguir teniendo estas piezas en el armario es como mantener una herida abierta, una batalla continua contra nosotras mismas, un recordatorio constante de que hemos fallado o cambiado. Llegados a este punto, retirar o dar esas prendas puede ser más liberador de lo puedas imaginar.
  • Está pasada de moda, no te favorece, es incómoda, está gastada o no te gusta por la razón que sea (color, estilo inadecuado, etc). En cuanto a las prendas que llevas “siglos” sin utilizar y ocupan espacio en el armario. Sé realista, si no las has utilizado en dos temporadas, no es probable que lo hagas, así que deshazte de ellas.
  • Y piensa que todo aquello que no quieras eliminar o sacar de tu vida por razones sentimentales puedes ponerlo en una caja con un letrero que ponga #piezasconvalorsentimental, pero evita que te ocupen un espacio de tu armario.

Recuerda que eliminar no significa tirar, se pueden donar a una asociación benéfica o regalar a una hermana, prima, amiga, que seguramente estará encantada.

Marta Escoda

Marta Escoda

Asesora de imagen, estilista y personal shopper con más de 15 años de experiencia profesional y con un único objetivo; acercar el concepto de asesoría de imagen a la gente de la calle y romper la creencia que nuestros servicios sólo son para personajes públicos, famosos o personas con alto poder adquisitivo. El reto diario de enseñar a mujeres y hombres de todo tipo, de diferentes tallas y distintas clases sociales a encontrar su estilo y a potenciar su imagen me apasiona.

Continúa leyendo