La razón por la que deberías dejar de lavar la ropa

Cada vez más marcas proponen diseños que puedes usar incluso meses sin limpiar. Prolongarás su vida, viajarás más ligera y le harás un favor al planeta.

Unsplash

¿Y si dejaras de lavar la ropa? Es la pregunta que formulaba Wool & Prince en 2013, cuando arrancó un proyecto de crowdfunding para comercializar camisas de lana merino que podían usarse durante cien días seguidos. ¿El resultado? La marca salió al mercado: precisaba 30.000 dólares y recaudó 300.000. ¡Y no es la única de este tipo! Outlier también dispone de una camiseta de lana merino; Smartwool proporciona equipación de este material para practicar senderismo; y Unbound Merino, hasta ropa interior. Y ninguna de esas piezas requiere lavados frecuentes.

El secreto no solo está en la lana merino, sobradamente transpirable. Por ejemplo, Lululemon, Patagonia y otras marcas deportivas tratan sus diseños con nanopartículas de plata para combatir el olor. Y gracias a una misteriosa capa patentada llamada Filium (al parecer, más respetuosa que la plata con el medio ambiente), Ably Apparel promete que sus básicos de algodón repelen manchas y olores. Por su par- te, Pangaia trata sus camisetas de algodón orgánico mezclado con fibra de algas marinas con aceite de menta antimicrobiano para prevenir el olor: la compañía arma que suprimir la lavandería te supondrá un ahorro de 3.000 litros de agua a lo largo de su vida útil.
Gran parte de la misión de las marcas citadas también consiste en reeducar a los clientes acerca de cuántos lavados son necesarios y de cuándo la limpieza se vuelve superflua. "En primer lugar, es importante entender qué ensucia la ropa", dice Mac Bishop, fundador de Wool & Prince. "El sudor en sí es limpio. Comienza a atraer bacterias y a oler mal al absorberse en la ropa. Así que la clave está en encontrar materiales que lo repelan".

Con buena causa

Unsplash

Reducir los lavados resulta mucho más cómodo, sobre todo si viajas con frecuencia o no tienes tiempo para poner lavado, tender y planchar. A su vez, la ropa será más duradera, pues no se desteñirá y encogerá tanto. Además, el medio ambiente te lo agradecerá, pues cada vez que lavas prendas sintéticas, sus microfibras pasan a nuestros ríos y océanos. Un estudio realizado en 2017 encontró esas microfibras en el 83 por ciento de muestras de agua del grifo que analizó en todo el mundo.

Y luego está la cuestión del ahorro. Lavar la ropa, especialmente en agua caliente, emplea muchos litros y energía. Las lavadoras representan el 17 por ciento de nuestro consumo de agua en el hogar, y la limpieza es responsable de un cuarto de la huella de carbono de una prenda durante su vida útil. ¡Y eso que la empresa de lavadoras AEG estima que el 90 por ciento de la ropa no está lo suficientemente sucia cuando se lava! El fundador de Wool & Prince, que trabajó en el departamento de marketing de Unilever, denuncia que actuamos de este modo por inducción de las marcas de detergente.
 Finalmente, la limpieza en seco de las camisas, además de costar tiempo y dinero, expone al medio ambiente, a los trabajadores y potencialmente a ti incluida a una sustancia tóxica comúnmente conocida como PERC, que todavía se usa en la mayoría de tintorerías españolas.

Sé alternativa

Con Wool & Prince, Bishop reconoce que se arriesgan "a perder al cliente por hacerle sentir que lo incitamos a ser menos higiénico. Nos enfrentamos a años de condicionamiento cultural". Como él dice, lleva tiempo cambiar el punto de vista y el comportamiento de alguien, especialmente cuando lleva años escuchando que si no se pone ropa recién limpia es un guarro. Y sin embargo, el propio CEO de Levi's afirma que el vaquero tradicional puede pasar un par de semanas sin lavarse, y que así durará mucho más tiempo. Trata de comprar ropa hecha de fibras naturales en lugar de sintéticas, y ventílala después de usarla. Y sigue el consejo que dio hace poco Stella McCartney: "Básicamente, regla general para la vida: si no tienes que lavar algo, no lo laves".

Continúa leyendo