Siete trucos para que entre más ropa en tu maleta

Te enseñamos cómo doblar las prendas y cómo aprovechar los recovecos de tu bolsa de viaje: lleva más ropa y consigue que se arrugue menos.

Te enseñamos cómo doblar las prendas y cómo aprovechar los recovecos de tu bolsa de viaje: lleva más ropa y consigue que se arrugue menos.

1.- Utiliza bolsas al vacío. Llevan un dispositivo que te permite eliminar el aire en su interior con un aspirador y se reduce notablemente el bulto. Eso sí, la ropa te puede llegar arrugada y tienes que asegurarte que en el lugar del destino tendrás un aspirador para volver a empaquetarlas, pero para toallas o sábanas es muy útil.

2.- Enrolla la ropa en vez de doblarla. Aunque no te lo creas, también se arruga. Tienes que asegurarte que la prenda esté bien lisa antes de empezar a enrollarla. Mira en el gráfico cómo hacerlo con camisetas y pantalones.

3.- Los calcetines y ropa interior serán los últimos en colocarse: para ello debes aprovechar los pequeños recovecos que quedan dentro de la maleta (las irregularidades de las ruedas, etc).

4.- Las prendas grandes que no puedas enrollar te servirán para fijar todo. Colócalas de manera superpuesta como puedes ver en el gráfico: coloca en el centro las prendas enrolladas y aquellas que sean más delicadas.

5.- Para guardar los auriculares y los cargadores utiliza la funda de las gafas de sol (estas las puedes llevar puestas).

6.- Para meter dentro de la maleta zapatos, cúbrelos con gorros de ducha. Así no se manchará la ropa. Dentro del calzado puedes colocar calcetines, botes o cosméticos.

7.- Los cinturones mételos dentro del cuello de las camisas: así estas no se arrugarán y aprovecharás un espacio extra.

Los trucos de Adelaida Gómez, la “Marie Kondo” española

Adelaida Gómez, experta en orden, da 10 trucos para hacer la maleta ideal.
1. No dobles, enrolla. Guarda tu ropa enrollándola, en lugar de doblada.  Si hay alguna prenda que se arrugue, colócala extendida por encima del resto de tus prendas (sería lo último a meter en la maleta antes de cerrarla).
2. Utiliza la técnica del armario cápsula. Elige una pequeña cantidad de prendas que puedas utilizar en varios contextos. 
3. Prendas que se van, pero no regresan. Mi sugerencia: lleva algunas prendas que quieras utilizar y prescinde de las que puedas donándolas o regalándolas. ¡Si algo nuevo entra en tu maleta, algo viejo se tiene que ir!

4. Aprovecha los zapatos. Un buen truco para ahorrar espacio es aprovechar el calzado para rellenarlo con calcetines o prendas pequeñas.

5.Haz una lista. 

6. Comprueba el clima. 

7. Crea tus “looks” con anterioridad. 

8. Usa bolsas organizadoras, y si son de tela mejor. 

Continúa leyendo