Stylissim de compras por Bruselas: la alocada dinámica de una corresponsal de moda

Recientemente en Marie-claire.es mandamos de compras por Bruselas a una corresponsal fashion, ganadora de un concurso de street style, para que elaborase la mejor ruta de compras disponible de la capital belga. Ahora te contamos cómo fue su experiencia: La alocada vida de una blogger/corresponsal fashion.

shopping-bruselas

Entre abrumada y estresada recibí la noticia de que me iba como corresponsal de moda a Bélgica gracias a la página web marie-claire.es. En apenas 24 horas tenía que dirigirme, primero a España, ya que actualmente resido en Londres y tenía pendientes allí otros proyectos, y, de allí, a Bruselas. ¡Socorro!

No me lo pensé dos veces: saqué de la maleta unas botas de tacón y los cambié por unos slippers (ante todo comodidad) y añadí un fular, en caso de que nos encontráramos con bajas temperaturas en el noroeste de Europa. A punto estuve de cambiarlo también por unos shorts, pero mis ganas de liberarme de las medias que Londres nos obliga a llevar en pleno junio me empujó a apretar la maleta un poquito más.

Así un vuelo casi de última hora me llevó a la capital belga el viernes 7 de junio, donde me esperaba un transfer en el Hotel Bloom, perfecto para disfrutar de un diseño fuera de lo común.

Atender a lo que iba a ser mi primera actividad en la ciudad: El desfile anual de La Cambre, renombradísima escuela de diseño en Bruselas. De nuevo las prisas. Solo me dio tiempo a pasar por la ducha, enfundarme en un vestido de cóctel y ponerme unas sandalias de tacón.

En contra de mis predicciones me topé con una ciudad a 25ºC así que me liberé por fin de las segundas capas, Londres me tiene muy mal acostumbrada.

Antes de entrar en el recinto nos recibieron en una preciosa Casa de las Artes, donde nos ofrecieron un refinado catering y cócteles con un piano de cola amenizando el ambiente. Una vez hecho el contacto con los asistentes y compañeras tomamos sitio en el recinto y disfrutamos de nada más y nada menos que de 3 horas de desfiles, gracias a los alumnos de La Cambre. Estilos desde extravagancia a minimalismo, pasando por tonos de fantasía y colecciones urbanas. Una puesta de escena perfecta y, sobre todo, muchísima calidad en las creaciones.

La media noche llegó y nos dirigimos a descansar. Nos esperaba un sábado intenso en el que nos descubrieron las zonas de compras más punteras en un recorrido de lo más interesante sobre grandes diseñadores belgas. Por supuesto no nos quedamos sin disfrutar de un exquisito chocolate. Os recomiendo el artículo de la ruta de tiendas por Bruselas, donde desvelo los mejores shopping tips tras un intenso recorrido que hicimos de la ciudad en mi último día. Gracias a Marie-Claire.es por esta maravillosa experiencia.

Etiquetas: blogger, shopping

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS