Un estilo para cada edad (I)

Sweet Sixteen, bendita adolescencia No es fácil ser una adolescente. Siempre intentando parecer algo mayor, algo más alta, algo más delgada, algo más alternativa, con algo más de pecho... Probablemente sean muy pocas las que echen la vista atrás y estén contentas con la manera de vestir que tenían durante la conocida como la edad del pavo. Y es que uno de los errores más comunes en esta época es exagerar con los cortos y los largos, abusar de los accesorios y del maquillaje y, sobre todo, combinar estilos que no suelen combinar entre sí. Pero nadie nace aprendido y es normal equivocarse; no sólo es común sino hasta enternecedor. Lo que choca es ver a una chica de 15 ó 16 años perfectamente vestida y complementada, sin un solo fallo, como si un estilista hubiera definido cada paso que ha dado. En edades tan tempranas no sólo es habitual sino aceptable cometer los típicos fallos y, por supuesto, ?vestir como una adolescente? ya que es el momento. Veamos a dos ídolos teen del momento, la primera Miley Cyrus. A sus 16 años no sólo es una de las cantantes que más discos vende en todo el mundo sino que millones de jovencitas emulan su estilo. Nos puede gustar o no su música, no es lo que ahora nos ocupa, pero hay que reconocer que la pequeña Cyrus sabe cómo combinar el look de una casi niña con el de una pseudo rockera con bastante tino. Y es que conserva la inocencia propia de su adolescencia con un punto bastante macarrilla, pero no intenta parecer mayor. Obviamente es un estilo que una mujer de más de 20 nunca querría imitar pero es que... ¡no es para ella! Miley utiliza muchos vaqueros, accesorios con tachuelas y cuero de inspiración un poco punk, algunas sandalias de tacón, peinados poco elaborados, no abusa de la ropa de diseñador ni del maquillaje... En definitiva, viste como se espera para una chica que aún va al instituto.       En el lado opuesto está la actriz Taylor Momsen, también de 16 años, que interpreta en Gossip Girl a una chica de esa misma edad. Quien en la primera temporada era una niña buena con aspiraciones, en la segunda pasó a ser un pastiche de estilos sin mucho buen gusto que, de hecho, le hacía parecer mayor pero de la peor manera posible. Ese exceso de eyeliner, los tacones imposibles, el decolorado del pelo, el abuso de prendas y complementos... Y encima tiene una banda, The Pretty Reckless de dudosa calidad musical donde luce una imagen bien poco elegante que de hecho parece más impostada que otra cosa. Da la impresión de que Taylor va disfrazada más que llevar un look personal con el que se identifique realmente. ¿Trabajo 100% de estilista? Probablemente.   Volver al índice

 

 

Sweet Sixteen, bendita adolescencia

No es fácil ser una adolescente. Siempre intentando parecer algo mayor, algo más alta, algo más delgada, algo más alternativa, con algo más de pecho... Probablemente sean muy pocas las que echen la vista atrás y estén contentas con la manera de vestir que tenían durante la conocida como la edad del pavo. Y es que uno de los errores más comunes en esta época es exagerar con los cortos y los largos, abusar de los accesorios y del maquillaje y, sobre todo, combinar estilos que no suelen combinar entre sí. Pero nadie nace aprendido y es normal equivocarse; no sólo es común sino hasta enternecedor. Lo que choca es ver a una chica de 15 ó 16 años perfectamente vestida y complementada, sin un solo fallo, como si un estilista hubiera definido cada paso que ha dado. En edades tan tempranas no sólo es habitual sino aceptable cometer los típicos fallos y, por supuesto, ?vestir como una adolescente? ya que es el momento.

edades-miley Veamos a dos ídolos teen del momento, la primera Miley Cyrus. A sus 16 años no sólo es una de las cantantes que más discos vende en todo el mundo sino que millones de jovencitas emulan su estilo. Nos puede gustar o no su música, no es lo que ahora nos ocupa, pero hay que reconocer que la pequeña Cyrus sabe cómo combinar el look de una casi niña con el de una pseudo rockera con bastante tino. Y es que conserva la inocencia propia de su adolescencia con un punto bastante macarrilla, pero no intenta parecer mayor. Obviamente es un estilo que una mujer de más de 20 nunca querría imitar pero es que... ¡no es para ella! Miley utiliza muchos vaqueros, accesorios con tachuelas y cuero de inspiración un poco punk, algunas sandalias de tacón, peinados poco elaborados, no abusa de la ropa de diseñador ni del maquillaje...

En definitiva, viste como se espera para una chica que aún va al instituto.

 

 

 

En el lado opuesto está la actriz Taylor Momsen, también de 16 años, que interpreta en Gossip Girl a una chica de esa misma edad. Quien en la primera temporada era una niña buena con aspiraciones, en la segunda pasó a ser un pastiche de estilos sin mucho buen gusto que, de hecho, le hacía parecer mayor pero de la peor manera posible. Ese exceso de eyeliner, los tacones imposibles, el decolorado del pelo, el abuso de prendas y complementos...

edades-taylor

Y encima tiene una banda, The Pretty Reckless de dudosa calidad musical donde luce una imagen bien poco elegante que de hecho parece más impostada que otra cosa.

Da la impresión de que Taylor va disfrazada más que llevar un look personal con el que se identifique realmente. ¿Trabajo 100% de estilista? Probablemente.

 

Volver al índice

 

 

 

 

 

Etiquetas: acné, cosmética

Continúa leyendo...

COMENTARIOS