Moda -- 101 Consejos

Camisa de corte sastre: modo de empleo

La camisa de corte sastre. Apenas hace falta presentarla. Pocas prendas consiguieron en la historia de la moda imponerse como un básico atemporal como ella. Creada en un primer momento para el guardarropa masculino, la camisa se ha ido colando en el de las mujeres gracias a diseñadoras audaces que quisieron romper la frontera entre ropa masculina y femenina. Al igual que los pantalones, la camisa ya no tiene género.

Lo más llamativo de esta prenda es sin duda alguna su versatilidad. Elegida en tonos neutros, lisos, y clásicos ofrece una infinidad de posibilidades. La más clásica, la camisa blanca, se adapta a cualquier tipo de look y evento, con unos vaqueros de talle alto para una tarde de relax, o con una falda tubo para ceremonias y acontecimientos más formales. La azul clara pega con prendas y accesorios en tonos crudos (su combinación ideal: con unos pantalones o  falda de cuero beige), mientras que la gris siempre queda ideal con alguna parte de abajo blanca impoluta. En cuanto a textura, el algodón es la clave, eso sí, un algodón suave y de calidad ya que se trata de una prenda que se quedará años en tu armario. Recuérdalo, al igual que unos vaqueros azul o el clásico y británico trench, es una inversión a largo plazo.

Dos estilos, dos momentos. Aunque te pases el día en la oficina, no tienes por qué cambiarte para salir a cenar o de fiesta posteriormente. Con unos sencillos cambios de accesorios y prendas, podrás pasar de un look formal (adaptado al trabajo, más neutro y sobrio para no destacar exageradamente y no llamar la atención en tus reuniones) a informal (se acaba el día, es el momento de relajarte y de quitarle algo de seriedad a tu look).

Nos encanta para este verano los tonos metalizados, son llamativos y elegantes. Te permitirán brillar en cualquier ocasión, estés donde estés, y estés con quien estés. Aunque las prendas oversize suelen quedar bien, no te recomendamos elegirlas para estos dos looks. Mejor opta por una camisa ceñida, que marca tu cintura con total discreción y mucha feminidad.