Moda -- 101 Consejos

Kimono, el eterno must para tu fondo de armario

El país del Sol Naciente nos sorprende siempre con sus innovaciones, atrevimiento y exquisita excentricidad. Pero es una de sus prendas tradicionales que se ha convertido en referencia en el mundo de la moda: el kimono, que significa literalmente “cosa que llevar”. Su uso y estética fueron evolucionando con el paso de los siglos, aunque su encanto único ha conseguido que nunca pasara de moda y se adaptara a numerosos estilos. En la actualidad, el tradicional kimono largo con mangas anchas sigue siendo el traje predilecto en Japón para algunos eventos como bodas.

El poder de atracción de este traje es tal que ha inspirado numerosos diseñadores como Jean Paul Gaultier o John Galliano para sus colecciones. Su uso se ha extendido a todos los bolsillos y temporadas del año. Con un aura exótica y un encanto del pasado, el kimono aporta elegancia a cualquier look. Sutileza, romanticismo y tradición se transmiten a través de él, y hacen que se convierta casi sistemáticamente en el gran protagonista de cualquier outfit.

De día, es posible combinarlo con un vestido para ir a la oficina (si es largo, mejor ceñido), una minifalda para una salida entre amigas o unos vaqueros para una tarde de relax. De noche, combinado con complementos metalizados, envuelve de delicadeza cualquier cuerpo. Elígelo en su versión más clásica como chaqueta o incluso si te atreves, como vestido, marcando la cintura y apostando por zapatos de tacón que realzarán naturalmente tu figura. Es una prenda que rebosa sensualidad, apuesta por ella en su versión de encaje para tus noches sola o acompañada…

Puede que ya cuentes con uno o varios modelos en tu vestidor, pero si no es el caso o pretendes ampliar tu pequeña colección, te proponemos elegir tu tesoro entre los 20 modelos que hemos seleccionado. Despide el verano y da la bienvenida al otoño con esta prenda que podrás combinar con más o menos tela, según la temporada. Solo te queda por seguir nuestra pequeña guía para llevarlo acertadamente, sin fashion faux pas, y lucirlo como se merece. Recuerda, el kimono es una prenda cargada de sentido, incluso en su versión 2.0…