Moda -- 101 Consejos

Looks blanco y azul: elige el tuyo

Existen colores que pese al paso del tiempo no desaparecen nunca de las pasarelas (y de nuestros armarios). Es el caso del azul, que siempre vuelve en todos los tonos posibles. Algunas de ellos se han convertido en auténticas referencias (podemos dar las gracias al francés Yves Klein por su aportación a la moda con su famoso azul). Tanto es así que la nueva directora creativa de Dior, Maria Grazia Chiuri, lo eligió como principal protagonista de su pasarela otoño-invierno 2017. En tonos oscuros, destaca por su sobriedad, su elegancia discreta, casi sustitutiva del negro. En tonos claros, llama a la paz, la tranquilidad, y se puede combinar con un gran número de colores (fríos o cálidos, con el verde o el violeta, nos vuelve locas). Del azul emana un cierto misterio, un encanto discreto y eficaz. Algunas estrellas y personalidades políticas confirmaron su gran poder convirtiéndolo en el protagonista de algunas de sus apariciones: nadie se ha podido olvidar del vestido azul que llevaba Kate Middleton para anunciar su compromiso con el príncipe Guillermo (se agotó en apenas 24 horas en la página web de Issa London) o el de Christian Siriano que lució la ex primera dama estadounidense Michelle Obama en la convención demócrata en 2016.

 

El blanco, que solemos asociar a la pureza, se suele considerar un color difícil de llevar (todas hemos gritado de desesperación: me queda mal, tendría que estar más morena) aunque en realidad, combinado con prendas en tonos vainilla y con buenos accesorios, puede llevarse en cualquier temporada del año con mucho glamour. La clave es saber elegir las prendas que nos sentarán bien, y sobre todo, cuidar los detalles. Es un tono precioso que sin embargo puede hacer más visibles los defectos. Es EL color del verano por excelencia, el que nunca falla en la playa o en las noches más cool (el blanco ibicenco es una institución). No menos elegante que el negro, el blanco tiene una simbología muy potente, es quizá con el rosa, el color más romántico (asociado inevitablemente al matrimonio) y que mejor pega con la típica broderie inglesa o vestidos vaporosos.

 

¿Ya te has decidido por uno de los dos? Te dejamos una selección de prendas para crear tu total look, siguiendo la tendencia número 1 del verano.