Moda -- 101 Consejos

Rebajas: compras de experta

 

"El mayor reto al que se enfrenta la industria de la moda en la actualidad tiene que ver con las rebajas", nos dice Natalie Massenet sin vacilar. La fundadora de Net-a-Porter y actual copresidenta no ejecutiva de Farfetch (quizá las mayores tiendas de lujo online del mundo) se refiere a los descuentos estacionales como gran reclamo para el consumo. De hecho, la empresaria recuerda entre risas que durante su última estancia en Madrid visitó una tienda cuyo nombre pensaba que era 'Rebajas': "Hasta que me dijeron que era la traducción de 'sales', claro. Así de enorme era el letrero de 'Rebajas' en el escaparate... Necesitamos solucionarlo con urgencia". 

Quizá te preguntes por qué alguien querría borrar del calendario un acontecimiento tan milagroso como este, que además de procurar gangas, permite a las tiendas aumentar su tráfico, ampliar la cuota de mercado, fidelizar a la clientela para algunas categorías de productos... aparte de liberar stock, claro. ¿La respuesta? A grandes rasgos, las rebajas se nos han ido de las manos. 

AYER Y HOY 

Cuando se celebraron rebajas por primera vez en España, corría el dos de enero de 1940. Había pasado menos de un año desde que terminara la Guerra Civil y la iniciativa de celebrar una "venta postbalance" de Sederías Carretas cayó como agua de mayo. Su objetivo era descartar –por falta de espacio– lo que no se vendió durante el ejercicio. Galerías Preciados le copió la idea cuando abrió, a los tres años, pero El Corte Inglés popularizó la expresión 'rebajas' y, entre ambos, las convirtieron en un fenómeno social. Lo que todos advirtieron fue que el número de operaciones aumentaba y los beneficios se disparaban. 

Con el e-commerce, hacer cola en rebajas no se lleva tanto como hace un siglo... Pero no mires con desdén a estas señoras: son como tú el día que H&M lanza colaboración o cuando vas a la tienda de Supreme en Nueva York.

Según el último estudio de Fintonic sobre el consumo en rebajas, el perfl más común de clientes responde a mujeres de 25 a 44 años que residen en grandes ciudades. En total, invierten 141 euros por cabeza, 36 euros de media en cada compra. 

¿Tú qué opción vas a elegir? Te lanzarás a las calles o harás clic desde el ordenador.