Street style: el chaleco de pelo toma las calles