Apagón general

Del blanco luminoso, al negro profundo. El último desfile (el último de verdad) de Louis Vuitton capitaneado por Marc Jacobs se puede leer como una metáfora del final de una "época fashion".

Louis VUitton P/V 2014

Ya hemos contado en alguna otra ocasión que Marc Jacobs se despidió de Louis Vuitton con un desfile "todo al negro". Las modelos, auténticas vedettes de luto, transitaban, portando largos penachos negros, por entre los retazos de antiguos escenarios de desfiles pretéritos de la firma tintados, para la ocasión, de negro azabache. Así pues, y entro otros, el luminoso tiovivo que giró entre colores pastel el verano de 2012, ahora, dos años después, se ha fundido en negro como metáfora de la crisis (de valores, creativa, por supuesto económica) que agita el planeta (también el Fashion).

Algo está a punto de cambiar. Y no hay ninguna señal que indique que sea para bien. Primero debíamos emprender y ahora nos conformamos con resistir. Al final de este túnel inquietante vemos un nombre (Nicolas Gesquière) apuntado discretamente en un papel en blanco, que está destinado a satisfacer nuestras ganas de moda en mayúsculas, un digno sucesor de Jacobs que, esperamos, sepa como poner en marcha, otra vez, ese tiovivo luminoso.

Etiquetas: louis vuitton

Continúa leyendo...

COMENTARIOS