Christian Dior, el hombre que inventó la 'nueva' moda

"El estilo es una forma de decir quién eres sin tener que hablar" decía el icónico diseñador. Repasamos su carrera fulgurante y la conversión de su apellido en sinónimo de elegancia.

Christian Dior
Christian Dior / Gtresonline

"Siendo natural y sincero, a menudo se pueden crear revoluciones sin haberlas solicitado." Una frase que resume el alcance de un diseñador que cambió para siempre la historia de la moda. Christian Dior (1905-1957), uno de los primeros couturiers del mundo cuyo legado pertenece ya al imaginario popular y a las más altas cotas de lujo.

Christian Dior nacía en Granville, Normandía, en 1905 en una acomodada familia de industriales que se dedicaban al negocio de los fertilizantes. Sus padres siempre aspiraron a que Christian, su hijo pequeño, hiciera la carrera diplomática, de ahí que le animaran a estudiar Ciencias Políticas. Sin embargo, él siempre había querido dedicarse al mundo de las artes por lo que después de terminar sus estudios, en 1928, se instaló en París y abrió una pequeña galería de arte. Por desgracia para él pero por suerte para el mundo, el negocio de su padre fracasó por lo que se vio obligado a vender su tienda, en la cual se podían encontrar obras de gente como Picasso o Max Jacob.

Ya instalado en París y sin nada entre las manos, Dior comenzó a trabajar en los años 30 de patronista en la casa de moda de Lucien Long, donde Pierre Balmain y él eran los principales diseñadores. Fue en 1945 cuando por fin decidió establecerse por su cuenta apoyado por Marcel Boussac, un rico fabricante de algodón; sería en diciembre de 1946 cuando por fin inaugurara su propia boutique, y en febrero del año siguiente presentaría su primera colección, Corolle. En este momento nacía lo que sería conocido como New Look y, de paso, la leyenda.

New Look
El New Look / Gtresonline

El New Look nacía en plena posguerra, en un momento de austeridad y recogimiento tras los desastres de la que aún hoy es recordada como la peor contienda de Europa.  En un momento en que todas las marcas de ropa apostaban por la austeridad y las formas conservadoras, Christian Dior apostó por la voluptuosidad y el énfasis en las formas femeninas. De ahí el nombre de Corolle (corola), que evoca a las siluetas voluminosas y etéreas; esta colección estaba formada por prendas que se ajustaban a la cintura, lo cual daba lugar a curvas y formas redondeadas. La todopoderosa editora de moda, Carmel Snow, fue quien acuñó el término New Look y colaboró desde sus páginas a encumbrar a este inimitable modisto. Durante la década de los 50, no solo las damas de la alta sociedad y la realeza europeas se convirtieron en fanáticas de sus creaciones, sino que la crème hollywoodiense también se rindió a sus pies: Ava Gardner, Marlene Dietrich, Rita Hayworth eran asiduas clientas de Dior.

Sin embargo, no podemos decir que las creaciones de Dior fueron aceptadas desde un primer momento, ya que al principio las señoras se quejaban de que sus vestidos cubrían demasiado sus piernas. Acostumbradas a la escasez de tela durante la contienda bélica, habían acortado sus faldas durante muchos años de manera que les parecía que Monsieur Dior utilizaba demasiado tejido para cada prenda. A pesar de que en los primeros años incluso se burlaban de la generosidad del modisto a la hora de cortar las telas en ciertos círculos parisinos, el buen gusto se terminó imponiendo y, gracias a la labor de Christian Dior, París se convertiría en la capital mundial de la moda que aún es hoy.

Christian Dior moría de forma fortuita, de un ataque al corazón, en 1957; poco después, un joven llamado Yves Saint Laurent entraba como patronista en la casa Dior. En 1960 se vio obligado a abandonar su puesto para hacer el servicio militar, y la firma se vio sumida en su época más oscura y convencional de la mano de Marc Bohan. Sería en 1988 cuando, con Gianfranco Ferré como nuevo Director Creativo, la casa recuperaría su pasado de esplendor y glamour. Un nuevo cambio llegaría en 1996, cuando el gibraltareño John Galliano sustituyó a Ferré y aportó su sello extravagante (y polémico) a las colecciones. Le sucedió Raf Simons, de 2012 a 2015, tras su paso por la dirección artística de Jil Sander.

Desfile Dior
Desfile primavera/verano 2017 / Imaxtree

El 8 de julio de 2016, la diseñadora italiana Maria Grazia Chiuri fue nombrada directora creativa de la maison. Su primera colección, marcada por un poderoso mensaje feminista y su camiseta "Todos deberíamos ser feministas", introdujo una nueva de reivindicación en las pasarelas. La colección otoño/invierno 2020 fue una nueva prueba de ello, con frases XXL en letras neón como "Consentimiento" o "Todas las mujeres son clitorianas", instalación del colectivo Claire Fontaine, cuyo objetivo consistía en "materializar emociones y temas a los que la moda otorga valor". Era una invitación, revelan, para "soñar sin restricciones".

En el marco del confinamiento, la maison nos invita a (re)descubrir Christian Dior: Designer of Dreams, una exposición celebrada en el Musée des Arts Décoratifs en París del 5 de julio de 2017 al 7 de enero de 2018. La instalación de más de 3.000 metros cuadrados nos permitió acceder a la colección de vestidos de Alta Costura, manuscritos, accesorios de moda, joyas, cartas... de Monsieur Christian Dior. Un repaso de más de 70 años de historia de una casa emblemática que puedes volver a descubrir en línea, en You Tube y en Instagram bajo el hashtag #diordesignerofdreams.

Continúa leyendo