Coco Chanel, espía nazi en misión secreta

Cabaretera, precursora del pantalón de vestir para las mujeres, polémica, genial… y ¿espía nazi? Según una última biografía –“Durmiendo con el enemigo: La Guerra Secreta de Coco Chanel”- la diseñadora fue un agente más de la Abwehr, la temida inteligencia alemana. Incluso llego a realizar operaciones secretas en España.

Coco Chanel, espía nazi

Cabaretera, precursora del pantalón de vestir para las mujeres, polémica, genial… y ¿espía nazi? Según una última biografía –“Durmiendo con el enemigo: La Guerra Secreta de Coco Chanel”- la diseñadora fue un agente más de la Abwehr, la temida inteligencia alemana. Incluso llego a realizar operaciones secretas en España.

No se llamaba Coco, ni siquiera se apellidaba Chanel. Nacida como Gabrielle Bonheur, un error en el registro la bautizó como Gabrielle Chasnel. Ahora sale a la luz otro de sus apodos: “Wesminster”, el alias que utilizaba en su doble vida como espía nazi. Se documenta incluso su número de registro en la inteligencia alemana: el F-7124.

Gracias al apoyo de sus numerosos amantes, pudo abrir su primera tienda de sombreros en París. Además, según esta biografía del periodista estadounidense Hal Vaughan, debido a sus trabajos de espionaje pudo liberar a su sobrino de un campamento liberar o apoderarse del pleno control de su firma de sus socios judíos, que tuvieron que exiliarse a Estados Unidos.

Dentro de sus misiones, Chanel visitó Madrid en dos ocasiones (años 1941 y 1944) junto a su amante, el oficial Hans Gunter Von Dincklage, y en nombre de las SS y del mismísimo Heinrich Luitpold Himmler.

La maison Chanel ya ha contestado al polémico libro. Según aseguran, el barón Von Dincklage era inglés por parte de madre y estaba más cerca de Churchill que de Hitler, pero realizó labores de “intermediario” entre ambos. Sin embargo, la biografía hace hincapié en el profundo antisemitismo de Chanel y que, en estas misiones, pretendían reclutar nuevos agentes para el espionaje alemán. Algo que la casa Chanel (quizás con el recuerdo del escándalo Galliano en la cabeza) ha negado: “¿Habría aceptado tener socios o amigos de origen judío, algunos de ellos muy cercanos, como la familia Rothschild, el fotógrafo Irving Penn y el escritor francés Joseph Kessel, si hubiese tenido esa postura? Probablemente, no”, aseguran.

¿Otra marca con una historia negra?

Grandes compañías han tenido que renegar su pasado “cercano” al mundo nazi. Por ejemplo, Hugo Boss se rumorea que se afilió al Partido Nacionalsocialista y que llegó a producir uniformes para las Juventudes Hitlerianas.

El pasado mes de marzo, Dior despidió a su diseñador John Galliano tras publicarse un vídeo en el que el modisto británico aireaba su admiración por Hitler y profería insultos racistas y antisemitas. En su defensa Galliano ha declarado “no ser nazi, sino revisionista”.

Etiquetas: chanel, coco chanel

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS