Corriente de moda gélida venida del norte

Hay más vida en el norte de Europa? Pues claro que sí, lo que pasa es que normalmente los diseñadores de esta zona no se prodigan tanto por las grandes pasarelas internacionales.

Ana Arbiol. MADRID, 20 de febrero de 2008

Corriente de moda gélida venida del norte Mucho se habla de diseño nórdico pero al final si hay que citar tres nombres sólo salen dos: Ikea y H&M. ¿Hay más vida en el norte de Europa? Pues claro que sí, lo que pasa es que normalmente los diseñadores de esta zona no se prodigan tanto por las grandes pasarelas internacionales y sí por un circuito más underground donde gozan de gran aceptación.

Copenhague , Oslo y Estocolmo tienen sus propias Fashion Weeks, y Helsinki algo parecido llamado Helsinki Design Week . De sus filas hemos rescatado cinco firmas y creadores con gran proyección internacional (alguno ya se deja ver por la New York Fashion Week), y estilos muy diferentes entre sí, aunque con tres puntos en común: funcionalidad, aires melancólicos y colores poco agresivos.

¿Será por el clima? ¿Será que están hartos de la moda flúor? Sea lo que sea, es de agradecer.

Empezando con el país más lejano, Finlandia, donde se encuentran los hermanos Laitinen , auténticos seguidores de la estética gótica y grandes representantes de esa melancolía que proporciona el clima de su país.

Anna y Tuomas han estudiado en la recurrente Central Saint Martins y, después trabajar para la fábrica de tejidos italianos Puntoseta, en 2007 lanzaron su propia firma con su apellido. Algo siniestros, algo tristones pero con una lánguida sensualidad, las creaciones de Laitinen van cosechando ventas y premios (de momento, el del prestigioso Festival de Hyères) y adquiriendo un nombre propio dentro de la moda europea.

Muy cerca de Finlandia, en Suecia, se desarrollan dos interesantes firmas, muy alejadas de cierta gran cadena que todos sabemos.

 

La primera es Filippa K , muy conocida internacionalmente y casi una multinacional con cientos de puntos de venta en todo el mundo. La firma la creó la diseñadora Filippa Knutsson en 1993, especializándose inicialmente en prendas de tricot y vaqueros para mujer, aunque hoy ha crecido hasta tener línea masculina y femenina y unos de los jeans más favorecedores del mercado.

 

Corriente de moda gélida venida del norte Consciente del tirón del diseño sueco, Alicia Rissler decidió montar su marca Ladies & Gentlemen en su ciudad natal, Estocolmo, a pesar de haberse formado en la Escuela Superior de Diseño de Barcelona. Después de 7 años en España, esta joven se mudó en 2006 a su país para desarrollar esta firma de hombre y mujer, muy inspirada en la sastrería tradicional y fiel representante del estilo sueco: práctico, sobrio y sin estridencias. La diferencia con otras firmas no salta a la vista pero es interesante conocerla, y es que utiliza tejidos 100% naturales para sus prendas.

 

Un poco más al sur, en Copenhague, la escena de la moda crece en cantidad y en calidad al ritmo de firmas tan boyantes como Wood Wood . Formada por tres diseñadores (Brian SS Jensen, Karl-Oskar Olsen y Magnus Carstensen), comenzó en 2002 haciendo camisetas y sudaderas llenas de diseño gráfico, lo que en poco tiempo les colocó a la cabeza del streetwear europeo. Ahora venden en la exclusiva Colette ?entre otros muchos puntos de venta en todo el mundo-, tienen una completa colección de textil y calzado para hombre y mujer y colaboran con grandes firmas como Adidas. ¡Y todo esto sin dejar de ser alternativos!

 

Por último, hay que destacar a la también danesa Stine Goya , que después de dos años como Directora de Moda de la revista Cover, en 2006 se lanzó a diseñar por su cuenta. Clásica pero alternativa, sobria pero apasionada por el lujo, sus colecciones recogen multitud de influencias y por supuesto, esa melancolía nórdica que tanto nos sorprende en Europa.


 


Continúa leyendo...

COMENTARIOS