El estilo de los diseñadores (II)

Miuccia Prada no viste de Prada O, al menos, esa es la impresión que da a tenor por su look habitual. ¿O elegirá las peores prendas? Prada, una de las firmas más imitadas, copiadas e inspiradoras para otras más baratas, es toda una trendsetter tanto en su línea femenina como la masculina. Sin embargo, su Directora Creativa y alma mater no parece estar muy hábil a la hora de elaborar sus estilismos, presentándose con piezas como esta especie de pijama camisola para saludar en el cierre de un desfile. ¿No parece que vaya vestida para estar por casa? Da la impresión de que, después de trabajar siempre rodeada de lo más chic y exclusivo del mercado, se le quitan las ganas de aplicarse sus propias máximas.     El tono naranja del creador del rojo más preciado   Hablamos de Valentino, aquel que dio nombre a un tipo de color rojo famoso por representar al glamour en estado puro. En general, marcó todo un hito en cuestiones de elegancia y savoir faire en el vestuario femenino hasta su retirada, pero en su imagen personal siempre ha pecado de excesivo y, por qué no, de un cierto mal gusto. Y es que la obsesión de Valentino por un bronceado perfecto le ha llevado a parecer una suerte de muñeco naranja de lo más antinatural. El tinte de su cabello tampoco ayuda a que el diseñador parezca simplemente humano.   Ágatha, fiel a sus creaciones No podemos decir que Ágatha Ruiz de la Prada no es fiel a la firma que lleva su nombre. Y es que la imagen habitual de la diseñadora no difiere nada de lo que se ve en sus desfiles, siendo ella una de las mejores embajadoras de sí misma. Se atreve con todo, bien para aparecer en una pasarela como en un acto oficial rodeada de personalidades de la vida política y social. Esta actitud es respetable hasta que se salta todo protocolo posible presentándose en una boda real ataviada con una bandera republicana.

 

Miuccia Prada no viste de Prada

dis_miuO, al menos, esa es la impresión que da a tenor por su look habitual. ¿O elegirá las peores prendas? Prada, una de las firmas más imitadas, copiadas e inspiradoras para otras más baratas, es toda una trendsetter tanto en su línea femenina como la masculina. Sin embargo, su Directora Creativa y alma mater no parece estar muy hábil a la hora de elaborar sus estilismos, presentándose con piezas como esta especie de pijama camisola para saludar en el cierre de un desfile. ¿No parece que vaya vestida para estar por casa? Da la impresión de que, después de trabajar siempre rodeada de lo más chic y exclusivo del mercado, se le quitan las ganas de aplicarse sus propias máximas.

 

 

El tono naranja del creador del rojo más preciado

 

dis_valentinoHablamos de Valentino, aquel que dio nombre a un tipo de color rojo famoso por representar al glamour en estado puro. En general, marcó todo un hito en cuestiones de elegancia y savoir faire en el vestuario femenino hasta su retirada, pero en su imagen personal siempre ha pecado de excesivo y, por qué no, de un cierto mal gusto. Y es que la obsesión de Valentino por un bronceado perfecto le ha llevado a parecer una suerte de muñeco naranja de lo más antinatural. El tinte de su cabello tampoco ayuda a que el diseñador parezca simplemente humano.

 

Ágatha, fiel a sus creaciones

No podemos decir que Ágatha Ruiz de la Prada no es fiel a la firma que lleva su nombre. Y es que la imagen habitual de la diseñadora no difiere nada de lo que se ve en sus desfiles, siendo ella una de las mejores embajadoras de sí misma. Se atreve con todo, bien para aparecer en una pasarela como en un acto oficial rodeada de personalidades de la vida política y social. Esta actitud es respetable hasta que se salta todo protocolo posible presentándose en una boda real ataviada con una bandera republicana.

dis_ruiz

Etiquetas: valentino

Continúa leyendo...

COMENTARIOS