El glamour hollywoodiense de Pierre Balmain

Otro icono universal de la moda, Pierre Balmain es considerado uno de los grandes junto con Givenchy, Christian Dior o Chanel.

Anna Arbiol/08 de octubre de 2008

Otro icono universal de la moda, Pierre Balmain es considerado uno de los grandes junto con Givenchy , Christian Dior o Coco Chanel. Todos ellos franceses e instalados en París, hicieron de la ciudad del Sena la capital dorada de la moda durante el siglo XX, un título que aún ostenta en nuestros días.El glamour hollywoodiense de Pierre Balmain

Pierre Balmain
nació en St Jean de Maurienne en 1914 en una familia muy vinculada al mundo de la moda. Su padre se dedicaba a la industria textil, aunque murió cuando su hijo sólo contaba 7 años; mientras tanto, su madre y sus hermanas abrieron una boutique, algo que terminó de abocar al joven Pierre a estudiar Bellas Artes y a comenzar a trabajar con el diseñador Edward Molyneux. Cuando terminó la II Guerra Mundial, en 1945, inauguró en París su primera casa de Haute Couture, que pronto se convirtió en un emblema del lujo y la elegancia en la ciudad.

Balmain proponía una imagen totalmente renovada de la mujer que Gertrude Stein, buena amiga del creador, definió como el New French Style. En plena posguerra mundial, la opulencia no era precisamente la tónica general en la moda, pero Pierre supo comenzar a introducir este estilo de una manera sutil pero, sobre todo, muy sofisticada. Vestía a una nueva mujer muy activa e independiente pero que no perdía su pasión por la belleza y el lujo.

El glamour hollywoodiense de Pierre Balmain En los años 60 Pierre Balmain experimentó una renovación en su estilo que le llevaría a desarrollar formas más escultóricas a través de cortes más puros y contundentes. Además, fue el período en que empezó a ser muy apreciado por las actrices más célebres y elegantes de la época, que le pedían vestidos para dentros y fuera de las pantallas. Marlene Dietrich, Brigitte Bardot o Katharine Hepburn eran grandes admiradoras de este diseñador. Es especialmente destacable su labor en el diseño de vestuario de alrededor de 16 películas, además de aparecer también en los créditos de algunos musicales de Broadway. Incluso fue nominado a un premio Tony, los Oscars del teatro, en 1980 por el vestuario de la obra Happy New Year. Además de ser el modisto personal de muchas estrellas, también lo fue de la Princesa Sirikit de Tailandia.

En 1970 Balmain fundó su línea de Prêt à Porter, lo que significó una mayor apertura al mercado y un mayor acercamiento al consumo de masas, salvando las distancias. Pronto la firma Balmain empezaría a tener un gran impacto dentro del mercado global, teniendo hoy día alrededor de 220 licencias de su nombre en todo el mundo.

Pierre Balmain murió en 1982, y quedó al cargo de la casa Erik Mortensen, su asistente personal y colaborador más cercano desde 1951. Su proximidad al creador le permitió mantener su espíritu intacto, tanto que incluso varias de sus colecciones fueron premiadas por la Federación de la Alta Costura Francesa en dos ocasiones durante la década de los 80. Finalmente, en 1990 abandonó la casa y le sustituyó el joven Herve Pierre, que se mantuvo durante tres años al frente de la línea de Haute Couture y la Ready To Wear. El verdadero renacimiento de la casa llegaría en enero de 1993, cuando el dominicano Óscar de la Renta le devolvió su grandeza y glamour pasados. Dirigió la firma hasta 2002, cuando continuó su obra Laurent Mercier, un creador suizo muy vinculado a la música (vestía a gente como Lenny Kravitz o Vanessa Paradis) que apostó por la renovación estilística hacia derroteros más modernos.El glamour hollywoodiense de Pierre Balmain

Desde 2006 y con alguna bancarrota y crisis de creatividad en medio- Balmain vuelve a tener un diseñador francés, Christophe Decarnin. Su idea es revitalizar la marca inspirándose en sus primeros años de grandeza retomando el estilo ladylike pero combinándolo con influencias más contemporáneas como el rock o la tecnología. Desde entonces, es habitual ver los vestidos de Balmain de nuevo en las alfombras rojas, y celebrities muy influyentes en moda como Sofia Coppola y Audrey Tatou ya han lucido sus creaciones. ¡Larga vida a Balmain!














El glamour hollywoodiense de Pierre Balmain

Etiquetas: chanel

Continúa leyendo...

COMENTARIOS