En privado con... Jorge Acuña

Descubrimos el diseñador de los volúmenes y los colores vibrantes lo que le inspira y apasiona de la moda.

En privado con.. Jorge Acuña

"La mujer Jorge Acuña busca elegancia, calidad y creatividad. Lo que yo pretendo con mi trabajo es dotar de seguridad estética a las mujeres, ayudarlas a sentirse únicas, especiales y bellas. Todos tenemos algún complejo y la moda bien entendida es un gran arma contra ellos".

"Mi primera inspiración para empezar a diseñar fue mi madre. La miraba extasiado mientras se preparaba para salir a cenar y luego me quedaba diseñando vestidos. Lo hacía de forma instintiva, nunca lo asocié con la profesión de diseñador. Para mí era algo tan básico como comer o dormir".

"No tengo un día a día demasiado cuadriculado, aunque tampoco me gustaría. Al tener mi propia firma, lo superviso todo, así que debo dividir mi tiempo en atender a mis clientas, elegir tejidos, hacer los casting a las modelos, y, por supuesto, encontrar cada día un momento de paz para diseñar".

"La moda es siempre un reflejo del momento histórico que vivimos, así que si alguien desea cambiarla, tendría que cambiar el rumbo de la historia. Me dedico a transformar lo que veo, leo, siento, pienso y sueño en moda. No soy una persona nostálgica. Nostalgia y moda son incompatibles".

"Aunque pase muchas horas solo, nunca me siento en soledad. Mi familia y amigos son el motor principal de todo lo que hago, y sin su cariño y apoyo nada de esto habría sido posible. Por otra parte, mis clientas son las que tienen la última palabra y las que acreditan el valor de mi trabajo. Sin ellas nada tendría sentido".

"Siempre me ha fascinado Gwyneth Paltrow por su belleza y elegancia natural. Mis musas reales son las que vienen cada día a mi atelier, las clientas que aprecian mi moda. Para crear apuesto por conceptos que me atraen y los transformo en lo que considero bello y femenino, de forma que esa matriz se vuelve irreconocible".

"Cuando diseño para una mujer concreta, la inspiración siempre es ella misma. No quiero que mi ego creativo eclipse la elegancia y personalidad de mis clientas. Cada mujer contiene un universo particular, y eso hace que mi imaginario no deje de expandirse. Quiero que la inspiración a la hora de crear dependa solo de mí".

Foto: Gema López

 

Continúa leyendo...

COMENTARIOS