Hablamos con Juan Gassó y Claudia Brotons

Los amantes de las gafas están de enhorabuena, calidad, buen precio y diseño se unen bajo la marca Kaleos y nosotros hemos hablado con sus creadores.

Juan Gassó y Claudia Brotons con sus gafas Kaleos

Si hay un complemento que nunca pasa de moda, que se reinventa, que vuelve a los clásicos e innova con modelos inesperados pero que siempre, siempre está presente en un look, son las gafas de sol. Además es algo que gusta a todo el mundo, a mi personalmente me encantan, así que imaginad mi cara cuando entro en una habitación y me encuentro a Juan Gassó y Claudia Brotons sentados frente a una mesa llena de modelos, muestras de color, catálogos… Pero empecemos por el principio, ¿quienes son los que están sentados a la mesa?

En primer lugar me presentan a Juan Gassó, fundador de la óptica Kaleos y encantador, después, a Claudia Brotons, responsable de imagen y responsable creativa de la nueva línea que están a punto de salir al mercado, y la mejor para venderte unas gafas, todas le quedan como un guante. Ambos con el gen del emprendedor y la creatividad a flor de piel que componen un currículum de vértigo.

Y ¿qué es Kaleos?

Es la siguiente pregunta. Kaleos es una óptica barcelonesa concebida más como showroom que como óptica al uso, es decir, muestran sus gafas como en una tienda de moda pero sin renunciar a la salud visual y la calidad del producto (acetatos, bisagras de acero inoxidable soldadas directamente con el alma metálica de la gafa…).  Javier me cuenta, “comenzamos hace año y medio con una óptica en Barcelona, aunque la idea de Kaleos era sacar una marca nuestra propia, pero no quisimos empezar por ahí, lo que nos interesaba primero era conocer las necesidades, las preferencias de los clientes a quienes pueda interesar nuestra marca, aprender”. Y ese aprendizaje ha dado sus frutos, año y medio después de la apertura ya tienen preparada la primera línea de gafas Kaleos que saldrá en otoño y ya están trabajando en la de ferbero.

Juan Gassó y Claudia Brotons con sus gafas Kaleos

Me sorprende la maravillosa ambición de esta primera línea, no busca ser la marca blanca que acostumbramos a ver en las ópticas famosas, es “la piedra filosofal de nuestra óptica” dice Juan, y como tal, han buscado el mejor diseño, los materiales de mayor calidad y un precio súper asequible para entrar pisando muy fuerte en el mercado. Tan fuerte que no entran con la timidez de esas primeras veces, con un puñado de modelos a ver si calan, sino que lo han hecho con 150 modelos en total. La historia empezó con 10 pero su imaginación les llevó a 36 y cuando experimentaron con variaciones de color… se juntaron con más de 100. “Desde el principio no quisimos cerrarnos a un estilo hipster, clásico, retro… quisimos estar abiertos y al final lo que nos salió fue un popurrí, un jaleo, por eso esta colección se llama así, Jaleo. Para nosotros ha sido como una fiesta, así que nos inspiramos en pelis para poder transmitir mejor la colección. Pelis como El Gran Gatsby, que dan esa sensación de fiesta, de cachondeo; La Gran Belleza, una mezcla de personajes completamente distintos que crean una mezcla explosiva…”. Viendo el catálogo, sentí totalmente ese jaleo con sentido: el catálogo era un collage de imágenes diferentes pero absolutamente cuerdas de personajes de películas famosas que inspiraban ese modelo de gafa, así es como Claudia y Juan dotaron de un hilo conductor a su Jaleo: “Por ejemplo la Valentine, inspirada en el protagonista de The Artist. O Zucco, la gafa masculina y fuerte con varillas metálicas de Grease, Wallace tan fuerte como Pulp Fiction…Al final son pelis y personajes que identifican perfectamente e modelo aunque le introduzcamos variaciones”.

En definitiva, encontramos dos líneas generales en la colección, la clásica, que identificas fácilmente “pero a todas les hemos dado un toque que las diferencie, a esta le marcamos más el puente, o le añadimos una pieza de metal…”, además en este tipo de gafas retro han hecho dos tamaños “porque son gafas que tienen que sentar muy bien” y han jugado con los colores, que van desde los frambuesas a los amarillos, conchas, marmóreos... La segunda es una colección más moderna, muy portente, personalmente me fascinaron las inspiradas en McFly, la pantalla de espejo cubre la montura y, aunque parezcan muy atrevidas, ¡sientan fenomenal!

Claudia Brotons con el modelo Wallace de Kaleos

Hablemos de cifras.

Las gafas Kaleos cuestan entre 75 y 150€. Viendo los precios desorbitados del mercado me pregunto, ¿cómo pueden tener este precio sin renunciar a la calidad? “Todo tiene su truco –comenta Juan- cuando pagas 250€ estás pagando a unos 5 intermediarios, nosotros no tenemos distribuidor, porque se va a distribuir en nuestro showroom de Kaleos, en la shop online y en tiendas de moda, nuestra marca es nuestra, así que sólo pagas fabricación (a mano) y diseño”. Y con ello logran su objetivo la “multiposesión”, ellos reivindican la posición de las gafas como complemento indispensable, igual que tenemos más de un bolso, ¿por qué no tener más de una gafa para diferentes ocasiones?.

Si no vives en Barcelona, puedes adquirirlas por Internet y ahora dirás, yo no me compro unas gafas sin probármelas, tocarlas, verlas físicamente...lógico, “así que creamos el 'prueba en casa': eliges 4 gafas, te las enviamos a casa, pruebas y eliges si quieres alguna y las que no quieras, pasamos a buscarlas. Todo ello sin ningún coste adicional, lo único que hacemos es un bloqueo de dinero para tener la seguridad de que esas gafas se van a devolver sin desperfectos, pero en cuanto decidas se desbloquea.”

De primera mano puedo decir que las gafas son increíbles, no pude resistirme a probarlas así que también diré que son súper ligeras y muy cómodas. Pero, al margen de la notable calidad y los bonitas que son, fue el entusiasmo de sus creadores lo que me sumergió del todo en el universo Kaleos, mucho talento y toda la ilusión puesta en una colección que enamora.

Etiquetas: gafas

Continúa leyendo...

COMENTARIOS