Josep Font, el candidato perfecto para Dior

Cinco razones por las que pensamos que el actual director creativo de Delpozo, podría perfectamente sustituir a Raf Simons en Dior.

Josep Font

Han llegado a la redacción las imágenes de la próxima colección de Prefall de Delpozo, la que firma Josep Font, y hemos recordado que, aunque la casa Dior haya decidido que, de momento, será un equipo sin cabeza visible (aunque cada miembro de ese equipo, digo yo, tendrá la suya propia), no estaría nada mal que contemplaran la posibilidad de que el diseñador catalán ocupara el cargo que Raf Simons ha dejado vacante para crear las colecciones de la mítica maison durante las temporadas venideras.

1. Font es un tipo cuya sensibilidad es heredera, indiscutiblemente, de la de Christian Dior. La manera como trata los tejidos, la arquitectura volumétrica de sus patrones, la teatralidad de la pose de sus modelos... Todo remite a Dior.

2. La mujer que viste, al menos sobre la pasarela, va un ritmo antiguo. No tiene prisa, se viste con tiempo y camina con sigilo. Tiene mucho de hada, algo de reina, mucho de potentada de Madison Avenue, de esas que almuerzan. Pero también tiene mucho de niña que juega a vestirse, que se divierte. Es una mujer intensa. 

3. Font es un diseñador serio, que no hace concesiones a la ironía ni al sentido del humor. Metódico y exigente. No tiene miedo a mezclar colores, estampados y texturas. No teme al abismo. 

4. Delpozo, por otro lado, es una firma que ha sabido internacionalizarse a la perfección y actualmente es un referente de lujo en Manhattan y París. Es decir, que su gusto, no es local, seduce globalmente o así, al menos, lo pretende.

6. Un vestido de Font se parece sólo a otro vestido de Font. Su camino es único y muy personal. Aspira a la belleza, pero nunca el recorrido que sigue para conseguirla es manido o fácil. Sabe como domar la fealdad. Y nunca sucumbe del todo a lo burgués, aunque pudiera parecer que sí, porque es excéntrico, poético. Sus vestidos son como pequeños jardines en los que, al fondo, grabado en una lápida cubierta de musgo se puede leer, et in Arcadia ego. 

Continúa leyendo...

COMENTARIOS