La carta de amor de Stefano Gabbana a Domenico Dolce

El diseñador escribe una carta a su compañero, con el que fundó su firma, y que fue además su pareja sentimental durante años.

La carta de amor de Stefano Gabanna a Domenico Dolce

Pocos saben que la historia de amor de Domenico Dolce y Stefano Gabbana comenzó con una llamada telefónica, pues ambos se conocieron primero por voz. Poco después fue en persona, en el atelier de un modisto para el que ambos trabajaban. Años más tarde, en 1985, fundaron la que hoy es una de las firmas de moda y lujo más conocida en todo el mundo, Dolce&Gabbana.

Aunque su relación personal se acabó, ambos han continuado trabajando juntos en el equipo creativo de la firma.

Ahora, tiempo después, Stefano ha escrito una carta al que fue su pareja declarándole su amor incondicional y hablando de cómo ha evolucionado su relación a lo largo de los años. El romántico escrito puede verse en la web de El Corriere de la Sera, y se presentará en el Festival de las Cartas que se celebra en Milán a finales de este mes. Lo más sorprendente es que esta declaración amorosa que Stefano hace a Domenico se realiza cuando el diseñador italiano mantiene una relación con un modelo español.

"Querido Domenico,

Nunca te he escrito una carta. Quizá porque nunca hubo necesidad de que tú y yo nos expresáramos con muchas palabras. Siempre nos entendimos con una sola mirada. Ésta es la primera vez que te he escribo y, tengo que confesarlo, me resulta extraño.

Durante las entrevistas, intercalamos frases con rápidez, como en un juego de ping pong: yo empiezo un discurso y tú lo continuas, tú ni siquiera has terminado de contar algo y yo te estoy interrumpiendo, respondiendo y finalizando tu idea.

Todo es distinto con un bolígrafo y un trozo de papel; las palabras son más difíciles, tienen un valor más profundo y se mantendrán para siempre, tal y como siempre nos ha ocurrido y nos ocurrirá a ti y a mi.

Hemos creado Dolce & Gabbana de la nada y con el poder de nuestro amor hemos conseguido todo lo que tenemos. Apoyándonos el uno al otro, hemos podido hacer frente a todas las dificultades y a todos los prejuicios. Incluso hoy, gracias a ese sentimientos que nos une inextricablemente, podremos seguir aprovechando la felicidad y las tristezas que la vida nos tenga reservadas. Tú eres mi familia. Muchos años han pasado desde que escuché tu voz al otro lado del teléfono, todo ha cambiado y a la vez nada lo ha hecho. El amor que sentí entonces sólo se ha transformado, y continúa dándome tantos sentimientos preciosos. Tú eres y serás único en mi vida, tanto como la carta que ahora te escribo.

Te quiero, Stefano"

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS