La modernidad de Coco Chanel

Coco Chanel, una de las diseñadoras más influyentes del pasado siglo, mantiene vigentes sus logros. Analizamos ahora la modernidad general de su propuesta, más allá de los aspectos estéticos.

1954 - Mademoiselle Chanel en las escaleras del  31 de la rue Cambon. foto de  R. Doisneau, cortesía de Chanel.
1954 - Mademoiselle Chanel en las escaleras del 31 de la rue Cambon. foto de R. Doisneau, cortesía de Chanel.

Más allá de los trajes de tweed, del vestido negro, de las gardenias, los perfumes, las perlas, el zapato bicolor o el bolso acolchado de cadena, más allá de todo esto, se erige una mujer que ejemplifica a la perfección lo que ha sido la segunda mitad del siglo XX.

Coco Chanel es un personaje tremendamente moderno. Analizar su biografía nos ayuda a entender cómo se contruyó al individuo contemporáneo. 

Cinco cosas que aprendemos de Coco Chanel

1. Chanel consiguió construir su propio leyenda, eso que suena ahora rimbombante, no es otra cosa que inventar su biografía y con ella un estilo, un estilo propio. 

- Antes de la revolución francesa nacíamos y moríamos sujetos a nuestro linaje y a la clase social a la que perteneciera este. Salir de esa jaula a la que nos ataban era un terreno casi imposible. Si nacías labrador, morías labrador, si eras artesano, tendero o noble, era imposibe ser algo diferente a lo que te asignaban al nacer… Hombres y mujeres estaban predestinados. Chanel es de las primeras mujeres que consigue romper con su destino, inventarse un pasado, ocultando el real y recrear una vida. Sin duda esto es tremendamente contemporáneo.

- Sabemos que sus padres fueron una campesina y un vendedor ambulante, quedó huérfana de madre muy pronto, su padre les abandonó y se crió en un convento de monjas. Siendo joven fue cantante de varietés (el nombre de Coco podría ser un apodo de cabaret), modistilla de pueblo, amante –por decirlo fino- de hombres ricos. Pero Chanel nunca confirmó nada de todo esto, mintió con las fechas, con sus orígenes y sobre el parentesco real de los que la rodeaban.

- Fue tremendamente individualista. Nunca se casó y nunca dependió del poder masculino. 

2. Este es un punto interesante también: Chanel supo aprovecharse del poder masculino en beneficio propio sin dejar que este la engullera. 

- Amó libremente sin importarle que eso pudiera acarrearle problemas. Utilizó a los hombres en beneficio propio, pero les devolvió hasta el último franco que le dejaron. Al inicio de su carrera, para montar sus primeros negocios, se comportó con ellos como una auténtica mujer de negocios, que es, también, lo que fue. Se enamoró de ricos, de poderosos, de artistas, de chulos y vividores, de pobres de necesidad, de artistas a los que financió…

- Trató a los hombres de igual a igual y ese fue uno de sus grandes atractivos. Así mismo, no fue de esas mujeres que son amigas de los hombres y que están cómodas en sus reuniones pero que, por el contrario, son enemigas de las mujeres. No. Chanel tenía buenas amigas y fue amiga de las mujeres.

- Inventó lo del networking, en el que amistad y negocio, ocio y colegueo, amor y negocio… se mezclan incesantemente. Fue amiga, amante, socia (o todo a la vez) de Pierre Reverdy, Serguei Diáguilev, Igor Stravinsky, Picasso, Los Sert, Colette, el Duque de Westminister,  Romy Schneider, Jeanne Moreau, Jackie Kennedy, María Callas y un sin fin de nombres históricos. 

3. Su personalidad es tremendamente contradictoria, un rasgo característico del individuo contemporáneo.

- Entre sus contradicciones podemos decir que: si bien sus actos fueron siempre impecablemente feministas, ella abominaba del término. 

- Participó de las primeras vanguardias pero tenía su apartamento en el Ritz, donde vivió regularmente toda su vida. decorado de forma barroca.

- Dicen que era homofóbica pero sus mejores amigos como Jean Cocteau o Luchino Visconti eran homosexuales  declarados.

- Dicen que fue antisemita, pero sus socios eran judíos y frecuentaba a los Rothschild, judíos también.

- Sabía lo que era la pobreza y conocía las visicitudes de la clase trabajadora pero fue implacable con sus propias empleadas, que incluso le montaron alguna que otra huelga.

- Dicen que fue espía, pero no se sabe exactamente del lado de quién: ¿de los ingleses, como amiga de Winston Churchill, de los fanceses o de los alemanes.

- Francesa hasta la médula, después de la posguerra regresa de su autoexilio suizo pero no triunfa en París con su colección de los trajes de tweed a la autríaca. Si triunfaría de forma brutal en Estados Unidos.

4. Coco Chanel inventa el márketing.

- Cuando empezó a vender sombreros y prendas de punto en Dauville, durante la Belle Époque, pedía a una prima y a una tía que se pasearan en calesa por el paseo marítimo y que asitieran a las carreras con sus diseños. Así  el resto de mujeres se fijaran en ellas y preguntarían sobre la tienda.

- Para lanzar el perfume Chanel Nº5, roció los provadores y a las dependientas de sus tiendas. Así los clientes entraban y preguntaban qué era eso que olía tan bien… aunque el perfume no estaba aún expuesto. Testó el mercado, despertando la ansiedad de sus futuras clientas. 

- Inventó la aspiracionalidad y la fabricación de deseos. Para ella la moda es ese fenómeno que aparece cuando las primeras necesidades están cubiertas. La moda aplaca el deseo. Primum vivere, deinde, fashion.

5. Chanel, por supuesto, inventó el concepto moderno de vestir para las mujeres.

- Las liberó del fru-fú, del exotismo, del corsé y de la necedidad de vestirse siempre con ayuda.

- Utilizó elementos populares como las camisetas marineras, el traje campesino ruso y las asas de las bolsas de los carteros,  transformandolos en prendas ricas.

- Reinterpretó materiales inauditos en la alta costura pero de gran rendimiento como el punto de la ropa interior masculina, el tweed inglés de campo o el cuero de las sillas de montar.

- Hoy nos parece lo más normal del mundo sin embargo fue la primera en utilizar elementos sport para el día a día, ropa con aires hípicos, de golf, montañismo, marinero, etc. 

- Sería la primera que le quitó al negro sus atribuciones de luto.

- Utilizó pantalones, aunque siempre en contextos de ocio como la playa.

- Se cortó el pelo. 

- Su ropa no constreñía sino que acompañaba al movimiento. 

- Dio la bienvenida a una mujer de acción que nada tenía que ver ya con una mujer florero, odiaba el New Look de Dior creado en 1947.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS