La vida de Roberto Cavalli y su vuelta a la Semana de la Moda

Florencia, 15 de noviembre de 1940: fue entonces cuando nació Roberto Cavalli, uno de los estilistas italianos más conocidos y amados, bajo el signo de Escorpio. Lo que pocos saben sobre el estilista es su vida privada, y hoy te contaremos más sobre ella.

Dirige una casa de moda que lleva su nombre, fundada e ideada por él mismo que, además, de ropa vende relojes, lentes de sol, accesorios, perfumes, trajes de baño y lencería Just Cavalli. El abuelo de Roberto Cavalli, Giuseppe Rossi, fue miembro del movimiento Macchiaioli. Su trabajo se puede ver en los Uffizi, uno de los museos de arte más antiguos e importantes del mundo. El padre de Cavalli desmantelaba bombas y su madre era costurera.

Cavalli ha estudiado en el Instituto Estatal de Arte de Florencia y ha hecho una especialización en aplicaciones textiles de la pintura y ha sido, justamente, durante sus estudios que comenzó a especializarse en este ambiente.

Gracias a todos sus saberes y estudios, su marca siempre se ha destacado en el mundo de la moda por haber utilizado siempre tecnologías innovadoras y muy avanzadas para crear sus telas y sus patrones. De todas formas, el estilista decidió abandonar los estudios en 1960 luego de haber cursado 3 años.

Decidió comenzar a diseñar ropa ya que ese era su sueño y su camino y ese mismo año fundó su propia marca, que despegó a principios de la década de 1970. En el año 1970, Cavalli presentó su primera colección en el Salon du Pret-à-Porter de París. Dos años más tarde abrió su primera boutique en Saint Tropez y ya había diseñadores del calibre de Hermès y Pierre Cardin que reconocían el talento de Roberto.

Durante el año 1994 decidió abrir una boutique en el caribe francés y en Venecia. Ya para finales de los noventa, gracias a su enorme talento y al éxito y reconocimiento internacional que había ido acumulando a lo largo de los años, los países en los que se vendían sus prendas eran 36. La línea de ropa original que diseñó, actualmente, se vende en cincuenta países diferentes.

En cuanto a su vida privada, Roberto Cavalli ha estado casado dos veces y tiene cinco hijos: Tommaso y Cristiana nacieron de su primer matrimonio, mientras que Robert, Rachele y Daniele, de su segundo matrimonio. El estilista estuvo casado con Silvanella Giannoni de 1964 a 1974, con quien ha tenido sus primeros dos hijos. Luego, Roberto se casó con su novia y socia Eva Düringer en 1980. Juntos tuvieron sus tres hijos más pequeños.

Actualmente, Sandra Nilsson es la novia oficial de Roberto Cavalli. Ex-modelo de playboy, mujer sumamente más joven que el y que lo acompañó en momentos muy complicados para el diseñador, como cuando ha sido hospitalizado por una enfermedad en el mes de octubre de 2019. La mujer, sueca y nacida en 1985, es acuariana, y ha comenzado su trabajo como modelo a los 14 años de edad.

La marca; todo sobre ella

La principal fuente de inspiración de la marca Cavalli es, sin lugar a dudas, la naturaleza: abrigos de animales, lentejuelas con escamas de pescado, ondas que se pierden en las transparencias de la tela. El impacto con la colección es siempre fuerte: bestias feroces, ángeles y demonios. Las mujeres empoderadas y valientes encuentran, en el estilo creado por Cavalli, una confirmación de su personalidad instintiva, exuberante, excesiva y exhibicionista.

En el año 2001, se esperaba una facturación de 280 mil millones de liras (la moneda utilizada en Italia en ese entonces, que se se utilizaba antes de la llegada del euro), pero los planes no siguieron el rumbo esperado y, en cambio, para el final del año, la estimación era de 300-350 mil millones.

Después de Milán, Roma, Jeddah, París, Nueva York y Venecia se inauguró con nueve grandes ventanales en vía Tornabuoni en Florencia, en el Palazzo Viviani della Robbia. Pero, sobre todo, Cavalli apuntó a mercados nuevos y distintos: Hong Kong, Seúl, Taipei y Moscú.

También te puede interesar:
Nicolás Pesce

Nicolás Pesce

Lo más lindo de la vida es conocer el mundo. Viajé por 27 países, soy experto en hoteles y apasionado por las redes sociales. Enamorado de la moda y amante del arte. Ser feliz es mi lema. Con alegría, optimismo y buen rollo, la vida se pasa mejor. 16 años haciendo moda por el mundo y espero que sean muchos más. Mis padres me pusieron el nombre cómo si hubiera nacido un príncipe: Nicolás Oscar José Pesce Freijo, la realidad supera la ficción, casi siempre. Soy argentino pero mi abuela nació en Lugo, por eso amo tanto España y la palabra “Vale”.

Continúa leyendo