Las confidencias de Nacho Aguayo

Hay lista de espera para conseguir un vestido de Nacho Aguayo. Descubre al diseñador que deja la última palabra a sus clientas.

Nacho Aguayo

Madrileño de nacimiento y asturiano de adopción. Tiene 33 años, es “ testarudo, madrugador y muy currante”. Aunque confiesa que no le gustan las bodas ni tomar decisiones, en su día a día vive rodeado de las dos.

Aparte de su propia firma, ha sido y es, desde hace años, la mano derecha de Carmen March. Para Nacho Aguayo, Carmen es una persona  muy especial y creativa que admira personal y profesionalmente.

¿El rasgo de tu carácter que más te molesta?

La impaciencia, y la prudencia. Odio pecar de cauto y sosegado.

¿Cómo eras de niño?

Gordito, risueño, cantarín, enfadica, reflexivo, distraído y algo vago a la hora de estudiar.

¿Y qué tipo de adulto te gustaría llegar a ser?

Me gustaría ser más relajado, disfrutar más de la vida, reírme más: los años me han hecho ser más callado y serio. Me imagino que seré un mayor tranquilo, familiar, sencillo y trabajado.

¿Cómo funciona tu taller?

Somos pequeñitos, tenemos parte del taller en el mismo sitio donde recibimos, en la calle Fernando el Santo (Madrid). Todos los diseños son a la medida y al gusto de la clienta. El sistema es siempre el mismo: tenemos una cita con ella en la que nos comenta lo que está buscando; si le gusta algo de la colección se le hace a medida, pero si prefiere algo exclusivo, trabajamos otras propuestas.

¿Un proyecto de futuro no relacionado con la moda?

Ser padre. Ahorro todo lo que gano porque el proceso de ser familia monoparental es largo y costoso. Estoy implicado en la plataforma Son Nuestros Hijos, que defiende los derechos de las familias que están por la gestación subrogada.

Etiquetas: invitadas boda, moda española

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS