Margiela abandona la casa

Más misterio en torno a su persona. El diseñador del que pocos conocen su rostro, el belga Martin Margiela, ha abandonado la casa parisiense que llevaba su nombre (firma que pertenece al grupo Diesel).


margiela

Más misterio en torno a su persona. El diseñador del que pocos conocen su rostro, el belga Martin Margiela, ha abandonado la casa parisiense que llevaba su nombre (firma que pertenece al grupo Diesel).

En los últimos veinte años, Martin Margiela no ha concedido entrevistas y ningún medio de comunicación ha fotografiado su rostro: como mucho se ha retratado a su equipo vestidos con batas blancas en su atelier.

La firma acababa de cumplir 20 años en el mercado y continuará de la mano del equipo también anónimo que trabajaba junto al diseñador.

 

¿Su próximo proyecto? Un perfume que se pondrá a la venta en febrero junto a L'Oréal.

Margiela, el diseñador sin cara

margiela

Martin Margiela nació en Leuven, Bélgica (1957). Estudió en la Royal Academy of Fine Arts, justo un año antes de los populares Seis de Amberes. Trabaja en Jean Paul Gaultier y en 1988 funda la Maison junto con su socia Jenny Meirens.

Gracias a Margiela la moda conoció la reconstrucción, el cuero cortado en vivo, el oversize, el trampantojo...

En sus desfiles, junto a los modelos se podía ver a gente de la calle, sus shows se situaban en andenes de metros y párkings y nunca dejaba ver su rostro ni que sus prendas se mostraran en vídeos. Quería bajar la moda de su pedestal y ponerla a pie de calle, pero sin simplificarla.

Pronto se convirtió en un diseñador de culto y sus prendas de combinaciones infinitas son atemporales y muy ponibles. El color blanco se convertirá en su seña de identidad.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS