Muere Yves Saint-Laurent

YSL, algo más que unas siglas: Yves Saint-Laurent, "el príncipe de la moda", "el hombre que vistió la liberación de la mujer", falleció ayer en París. Tenía 71 años.Él vistió a las mujeres de esmoquin. Gracias a él, se popularizaron las gabardinas, las saharianas... Toda Francia le rinde honores: ha muerto un Jefe de Estado del mundo de la moda.

Patricia Cantalejo/2 de junio de 2008

Muere Yves Saint-Laurent YSL, algo más que unas siglas: Yves Saint-Laurent, "el príncipe de la moda", "el hombre que vistió la liberación de la mujer", falleció ayer en París. Tenía 71 años. Él vistió a las mujeres de esmoquin. Gracias a él, se popularizaron las gabardinas, las saharianas... Toda Francia le rinde honores: ha muerto un Jefe de Estado del mundo de la moda.


Su compañero, amigo y socio, Pierre Bergé, le ha definido como "un revolucionario de la alta costura. En el plano estético, creativo. Incluso en el sociológico, porque ha sabido acompañar la evolución de las mujeres".

Es innegable que Saint-Laurent vistió la "liberación de la mujer". Vistió a mujeres de la talla de Catherine Deneuve o Paloma Picasso. Subió a las pasarelas a la mujer vestida de esmoquin, en 1966, justo dos años antes de que París se echara a las calles en ese famoso mayo revolucionario. Amante del arte, inspiró sus vestidos en los cuadros de Mondrian e incluso el mismísmo Andy Warhol le inmortalizó en un retrato.

Muere Yves Saint-Laurent Se notó su influencia africana (nació en Orán) en la moda: popularizó las saharianas y el estampado de leopardo. Desde su primera colección, cuando se hizo cargo de la casa Dior a la muerte del maestro, hizo historia: instauró la línea trapecio... esas chaquetas de espaldas cuadradas. No es de extrañar que el museo Metropolitan de Nueva York le dedicara una exposición retrospectiva aún en vida.

Fundó su propia marca de ropa en 1961, junto a Pierre Bergé. Su imperio comprendía más de 500 licencias, ropa, perfumes, cosméticos, complementos... Se retiró en 2002, un gesto que muchos interpretaron la derrota de los creadores frente a la globalización de la industria. Fueron públicas sus desavenencias con el grupo Gucci, que controlaba su empresa desde 1998.

Nada mejor para definir al genio que unas declaraciones suyas: "No hay que apegarse a las modas y creer demasiado en ellas, es decir dejarse llevar. Hay que mirar cada moda con humor, superarla, creer lo suficiente para darse la impresión de que es vivida, pero no demasiado para poder conservar la libertad".



Continúa leyendo...

COMENTARIOS