Profetas fuera de casa

Siempre están los medios a vueltas con que si la moda española va o no va bien, pero lo cierto es que hay muchos diseñadores patrios que se han hecho un hueco entre las pasarelas (y compradoras) de todo el mundo y ya brillan por sí mismos fuera de España.

Anna Arbiol. 21 de abril de 2008

Profetas fuera de casaSiempre están los medios a vueltas con que si la moda española va o no va bien, pero lo cierto es que hay muchos diseñadores patrios que se han hecho un hueco entre las pasarelas (y compradoras) de todo el mundo y ya brillan por sí mismos fuera de España. De hecho, algunos no sólo tienen un nombre sólido en otras fashion weeks, sino que sus shows son de los más esperados. ¿Sabes de quiénes hablamos?

Algunos son tan conocidos internacionalmente que, si no fuera por su nombre castizo, cualquiera pensaría que no son españoles. Por ejemplo, Custo Barcelona es un fijo de la New York Fashion Week, y su ropa es muy famosa en Estados Unidos, también gracias a que sus célebres camisetas aparecían en series como Friends. Otra que va extendiendo sus coloridos tentáculos cada vez más lejos es Ágatha Ruiz de la Prada . Te puede gustar o no su estilo, pero lo cierto es que cada vez llega a más público no sólo con su colección de textil, sino también con sus líneas de hogar, de cosmética, de papelería y hasta de decoración. Actualmente, tiene tiendas en París, Oporto, Santiago de Chile y Milán, y en la Semana de la Moda de esta última su desfile ya es más que habitual.

 

En la pasada edición de la Alta Costura de París pudimos ver cómo triunfaba el catalán Josep Font , muy apreciado en la capital mundial de la moda. Desde luego que la magia y el lujo que destilan sus diseños parecen de otro mundo, muy alejados de la falta de glamour de la que a veces pecan las pasarelas españolas. El gallego José Castro ya es considerado para algunos el nuevo Galliano, y es fijo en la Paris Fashion Week, donde sus propuestas son muy apreciadas. Afincado en Barcelona, su expansión internacional forma parte del apoyo recibido del Consorcio de Promoción Comercial de Catalunya, y desde luego que está funcionando porque incluso su agencia de comunicación está en París.

 

Profetas fuera de casa Hace poco más de un mes que Antonio Miró anunciaba su marcha de las pasarelas españolas para centrarse en París. ¿El motivo? Él afirma que la falta de apoyo que ha recibido por parte de las instituciones, más preocupados por lanzar a jóvenes creadores que por mantener a los veteranos. Miró exporta sus creaciones desde 1976, y en 1994 realizó su primer desfile en la capital del Sena. ¿Volverá a Barcelona? El tiempo dirá.

 

La también catalana firma Armand Basi lleva varias temporadas triunfando en la London Fashion Week, donde seguro que se habrán quitado la imagen de que la moda en España es demasiado clásica después de haber visto las propuestas de esta marca.

 

En lugares tan poco conocidos por su gustos en moda como Serbia, Pedro del Hierro es muy apreciado, incluso ha abierto una tienda en Belgrado y ha pasado una colección por la Belgrade Fashion Week. En general, en los Balcanes son muy fans de la moda española, y ya van conociendo a nuestros diseñadores y empezando a adquirirlos a medida que va aumentando su poder adquisitivo. Nuevos mercados que conquistar, al fin y al cabo?

 

Profetas fuera de casa Pero no pensemos que sólo las grandes firmas tienen su cabida fuera de España; los creadores más alternativos tienen su hueco en el mercado internacional. La Casita de Wendy tiene ya puntos de venta en Barneys NY, Tokyo o Hong Kong. Un caso sorprendente es el de Poti Poti , un dúo de diseñadores que comenzó en Salamanca pero que ahora tiene su base en Berlín.

 

A pesar de su ropa de aspecto naïf e inocente, no sólo son muy populares en la capital alemana, sino que puedes encontrar sus creaciones en Suecia, Japón, Italia, Copenhague? Bueno, y gracias a la eshop que tienen en su página, en todo el mundo.

Profetas fuera de casa

Continúa leyendo...

COMENTARIOS