Visto en Marie Claire México: Phoebe Philo, según Andrea Rocha

La diseñadora hizo de su nombre una firma, de una firma una casa , de su talento aspiración e inspiración de la mujer moderna en busca de sí misma.

Phoebe Philo

Siluetas femeninas, fórmulas geométricas y un minimalismo limpio rescataron del olvido a la maison francesa, Céline, bajo la mente de Phoebe Philo, para transformarla en hogar de los sueños, símbolo del poder femenino del siglo XXI y predilecto entre los básicos de la industria de la moda. Nació en París, pero Londres y Central St. Martins fueron los testigos del surgimiento de una estrella cuando se graduó de la escuela de arte y diseño en 1996, para pronto convertirse en la aprendiz y asistente de Stella McCartney, quien fuera directora creativa de Chloé en su momento. Llena de ambición y talento, en el 2001 la nombraron sucesora de su amiga, quien la dejó para hacer su propia marca, y quedó como la nueva directora creativa de la firma parisina, la cual, le otorgó el poder de conquistar pasarelas durante años antes de presentar su renuncia para dedicarse a su familia. La madre de tres hijos, esposa e it girl, regresó triunfal al mundo creativo en el 2008 cuando le ofrecieron Céline, cuyo reto tomó en serio y decidió convertirla en el reflejo de ella misma. La lírica estética de sus colecciones, desde entonces, han logrado ovaciones de pie temporada tras temporada durante las semanas de moda, haciéndola ganadora consecutiva a mejor diseñadora por el CDFA y los British Fashion Awards, así como merecedora del reconocimiento OBE otorgado por la mismísima Reina Isabel el año pasado, además de ser considerada por la revista Time como uno de los 100 personajes más influyentes de nuestro tiempo. Philo, consciente del mundo cambiante, de la esencia de la mujer, del arte de ser tú misma y poseedora de sobredosis de sofisticación, buen gusto y estilo, se ha convertido en una reina Midas moderna que todo lo que toca se convierte en tendencia.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS