Natalia Vodianova, su línea de baño