Maria Grazia Chiuri: 'Sabemos que debemos cuidar nuestros cuerpos y puede que tenga un impacto en nuestra relación con la ropa'

La directora artística de la maison Dior se sincera sobra la colección y el futuro del mundo de la moda, con la vista puesta, como siempre, en la celebración de la mujer.

Las notas de Sangu di Rosa, obra de Lucia Ronchetti cantadas por el coro Sequenza 9.3., envuelven la atmosfera del espacio creado en el parisino Jardin des Tuileries. La emoción es palpable. Visualmente, acapara la atención la instalación "Vetrata di poesia visiva", de la artista Lucia Marcucci, inspirada en las vidrieras de una catedral. Es, en este ambiente, cargado de simbología y profundidad, que descubrimos la colección primavera/verano 2021 de Dior. Es la nueva propuesta de Maria Grazia Chiuri, directora artística de la casa desde el año 2017, quien consigue, cada temporada, reflejar con brío la esencia de la maison con un toque personal, que celebra la mujer por todo lo alto.

¿Su mensaje? "La idea era reflexionar sobre nuestra época, sobre la manera con la que las mujeres viven este momento tan especial. Nuestras vidas son menos públicas que antes, más privadas. He querido traducir las reflexiones que las mujeres experimentan en estos tiempos. Creo que la relación que las mujeres tienen con su cuerpo ha cambiado. Sabemos que debemos cuidar nuestros cuerpos y puede que tenga un impacto en nuestra relación con la ropa. Antes, nos vestíamos también para iniciar un diálogo con los demás. Hoy, vestirse se ha convertido en una decisión más intima porque llevamos ropa para sentirnos más cómodos. Más que nunca, tiene que ayudarnos a sentirnos mejor" comenta la diseñadora, quien ha vuelto a rendir tributo a la igualdad. Su primer desfile fue, en su momento, una primera declaración de intenciones con el protagonismo de la camiseta con mensaje "We Should All Be Feminists" ("Todos deberíamos ser feministas"), título de la obra de Chimamanda Ngozi Adichie. Desde entonces, el equipo creativo de la casa se esmeró en plasmar esta preocupación. El pasado otoño/invierno, fue con una instalación marcada por rótulos de neón, creada en colaboración con Claire Fontaine, que nos dejó sin palabras. En colores rosas, verdes o azules, procuró mostrar, a través de frases concisas, cómo se percibiría la realidad si el punto de vista masculino no la hubiera colonizado. Brillaron Women Raise The Upraising (Las mujeres crían la revuelta). Pero también Women’s Love is Unpaid Labour (El amor de las mujeres es trabajo no remunerado).

En el marco de la Semana de la Moda parisina, conversamos con Maria Grazia Chiuri sobre sus inspiraciones, su colección 2021 y el futuro de la moda, incierto pero definitivamente esperanzador.

Continúa leyendo