Moda

Cuando los Cheetos se convirtieron en el accesorio más inesperado (y comestible) de la NY Fashion Week

Ya sabemos que, en cuestión de gustos, todo vale. Y si pensábamos que los Balenciaga Crocs serían el accesorio que más llamaría la atención en el último año en las pasarelas, estábamos muy equivocadas. Como cada año, los diseñadores sacan su lado más atrevido para sorprender a todos los asistentes de la Semana de Moda en Nueva York. Una de las fechas más importantes para los verdaderos fashionistas. Y esta vez en las pasarelas donde los diseñadores mostraban sus apuestas para la próxima temporada otoño-invierno, uno de los desfiles presentó un accesorio totalmente inesperado, y extrañamente apetecible: una bolsa de Cheetos. Sí, has leído bien.  

La fundadora y directora creativa de ChromatBecca McCharen-Tran, quiso dar su toque personal al desfile y lo hizo combinando sus prendas color neón con esta bolsa para darle más sabor al desfile. Una de las modelos lucía un top de bikini rojo, y unos pantalones anaranjados de cintura alta con cordones elásticos a los lados, los cuales utilizó para incluir ahí este nuevo accesorio, y ya de paso, aprovechó para picar un poco en mitad del desfile. Esta manera de utilizar lo que conocíamos como un tentempié, como un auténtico accesorio se vio en otra ocasión. Mientras que otra de las modelos, apostó por llevarlo como bolso de mano. ¿Por qué no? 

Pero esto no fue todo, sino que otras de las modelos se subieron a la pasarela con una bebida energética colocada en la rejilla de sus pantalones. Sería una solución por si les entraba sed a sus compañeras. Todo un detalle. 

Pero además de este pequeño espectáculo que consiguió sorprender a todos, Chromat también fue aplaudido por incluir en su desfile a modelos de todo tipo de etnias, modelos transgéneros, de tallas grandes, e incluso modelos discapacitadas. También participó, Ericka Hart, una educadora sexual y superviviente de cáncer de mama que se hizo una doble mastectomía. 

Un verdadero ejemplo a seguir dentro de la moda, y una puesta en escena llena de magia y humor, donde se quería mostrar que la diversidad también puede presentarse en las pasarelas de alta costura, o por lo menos, así lo ve la diseñadora McCharen-Tran"Creo que, durante demasiado tiempo, las reglas se han basado en la supremacía blanca y se han basado en el patriarcado que fundó nuestro país.