Marcas de traje de baño que no conoces (y deberías) antes de que se acabe el verano

No las encontrarás en la calle, pero están al alcance de tu pulgar. Estas son las marcas de bañadores con las que querrás llenar tu maleta (o tu armario).

Las posibilidades de que te cruces en la playa con alguien enfundada en el mismo traje de baño se hinchan. Se inflan como cuando con 10 años inflabas el forro del bañador golpe de soplidos y te lanzabas a flotar por la piscina. Algún día pasa. Te cruzas con ella. Lo lleva mejor o lo lleva peor, pero lo lleva. Se produce entonces una pequeña crisis de identidad, rápida como un calambrazo. Es la misma que se desencadena al oler tu perfume en otro o descubrir que tu canción favorita del momento, la que encontraste en el penúltimo rincón de YouTube mientras  te maquillabas antes de salir, lleva cinco semanas en el top ten de la radio.

 Por eso hemos seleccionado las firmas que no vas a encontrar en tiendas. Ni tú ni nadie. Solo darás con ellas en Internet. Las posibilidades de atisbarlo en cuerpo ajeno sobre la orilla se pulverizan. Y es muy necesario que sepas todo esto antes de que se acabe el verano. Para que la próxima temporada de bañadores, no te pille desprevenida.

 Aviso a navegantes de nuestra galería: claro que no son para tomar el sol. Están llenos formas originales. Pero los trajes de baño no son uniformes de bronceado. Tampoco tu piel. El sol te debería calentar, no tostar. Si aún así las horas bajo el sol te parchean, alterna los bañadores. La lycra cambia y el tono se homogeneiza. Aquí van 15. Dos para cada día de la semana. Y uno extra. Por si las moscas. O la arena en las costuras.

Mejor prevenir que curar.

Continúa viendo nuestras galerías