Moda

Los pijamas y lencería más sexy perfecta para estas Navidades

Regalos, regalos y más regalos. Eso es lo único que se nos viene a la mente cuando decimos en alto la palabra navidad. Y ante la desesperada búsqueda, una de las mejores opciones es apostar por la lencería y los pijamas, eso sí con diseños para triunfar entre cuatro paredes. Ellas seguro que te lo agradecerán, ya que es un imprescindible con que siempre acertarás. Si te sabes la talla, claro.

Y es que tenemos la mala costumbre de pensar que porque estemos en casa no tenemos que sentirnos sexy. Y precisamente es todo lo contrario. Digamos adiós a los pijamas de franela, las camisetas de publicidad que combinan los miles de pijamas de cuadros y las batas de tres tallas más que la nuestra. Digamos adiós a la lencería que tiene más usos que meses, a los moños despeinados y a los calcetines más gordos que un nórdico.

Este año hay que proponerse sentirse guapa tanto fuera como dentro de casa. Y elegir modelos lenceros perfectos para esas noches más picantes o incluso para ponerte frente al espejo y pensar: ¡qué buena estoy! Y por supuesto, para todas aquellas adictas a la ropa interior y a los conjuntos lenceros. Las que cada mes deciden privarse de una buena cena para tener ese sujetador que tan bien le sienta.

Conjuntos de pijama con detalles de encaje, batas perfectas para sorprender debajo con ese conjunto que quita el hipo. Bralettes que combinan perfectamente con braguitas brasileñas, y camisones que insinúan sin enseñar. Escoge el modelo perfecto para regalar según su gusto, o bueno, para incluir en tu lista de deseos personales por si alguno de los que recibes falla.

Te seleccionamos 20 opciones diferentes para que te sientas como un auténtico ángel de Victoria´s Secret en tu casa. Una pequeña guía con la que podrás decir adiós a tu cajón de noche anticuado, y dar la bienvenida al nuevo año de la manera más sexy posible sin necesidad de recurrir al color rojo. Además está selección servirá de guía a esa pareja que le cuesta escoger regalos o que nunca acierta por mucho que se empeñe.