Moda -- Joyas

Anillos de calidad por menos de 100 euros: elige el tuyo

Como un lunar sutilmente anidado en las zonas más imperceptibles de nuestro cuerpo, el anillo llama la atención, fascina, y casi descoloca a las personas que se fijan en él, aunque solo sea un segundo. Lo llevamos como una marca de nuestra personalidad, desvela los rasgos más secretos de nuestro ser, de forma más o menos consciente. Oro, plata, diamantes, cristales, de colores o transparente, cada elección tiene un significado.

Es quizá la joya más romántica por su asociación inevitable al matrimonio (el famoso anillo de compromiso), la que llevamos para sentirnos seguras y transmitir un mensaje fuerte. Al ser tan visible, el anillo tiene un poder especial y puede transmitir emociones sin necesidad de hablar. ¿No se dice de las manos que son el espejo del alma?

Si bien es verdad que nuestra querida Marilyn Monroe afirmaba en los años 50 que los diamantes son los mejores amigos de la mujer, no todas tenemos la oportunidad de llevar joyas de tanto valor. Aun así, no existe ninguna razón por la que no podemos lucir nuestros dedos como tesoros. Te proponemos hacerte con uno (o varios) de los modelos que te presentamos en una selección de anillos para el día como para la noche. ¿Su punto en común? Su precio no llega a tres cifras pese a ser de calidad. No lo dudes, por menos de 100 euros puedes conseguir el anillo con el que siempre has soñado sin renunciar a la belleza. Seducción, poesía y belleza, lo tienen todo.

¿Atrevida o discreta? Todo es cuestión de actitud. Puedes optar por un juego de joyas (collar, pulsera, pendientes y anillo) si eres clásica aunque te recomendamos evitarlo para tu día a día. Menos es (casi) siempre más por lo que no es necesario que lleves y combines tantas joyas. Aun así, la tendencia “multianillo” que consiste en llevar uno en cada dedo se ha podido ver en pasarelas como la de Dior. La clave consiste en elegir una joya principal y otros secundarios para crear una armonía. Ten en cuenta los colores y las formas de tus anillos y juega. Que nadie te resista.