Moda -- Joyas

¡Relojes low cost! Luce tu muñeca con glamour por menos de 50€

¿Qué hora es?¿Cuánto queda?¿Cómo vamos de tiempo? A lo largo del día escuchamos un sinfín de cuestiones de este tipo. Vivimos atados al tiempo. Muchas veces desearíamos pararlo. Añadir por lo menos 2 o 3 horas más a las 24 que tiene un día. Quizá así podría cundirnos. Quizá. “El tiempo es oro”, dicen. Y no le quitamos la razón.

El reloj ha sido por excelencia nuestro mejor aliado para quienes deseamos tenerlo todo bajo control. Creemos que cuanto más lo contemplemos, más lento pasará el tiempo. Pero no. Considerado como una joya, tenemos al reloj muchas veces como un bien de alta gama. Y por supuesto que lo es si por reloj entendemos al clásico reloj suizo con áncora de rubíes. Precioso, por cierto, pero al alcance de unos pocos.

Hoy en día las cosas han cambiado. Por una parte, el reloj ha pasado de ser ese gran aliado que nos mantiene alertas, a ser un complemento más para dar un aire de sofisticación a nuestro look. Vestimos relojes como si de cualquiera otra pulsera se tratara. Y, por otra parte, como siempre, las firmas low cost han pisado fuerte una vez más. En ellas podemos encontrar una infinidad de modelos que nos atrapan. Son relojes buenos, con glamour y que sientan de maravilla. No estamos hablando de cualquier cosa.

La moda de lucir relojes ha llegado a tal punto, que incluso las tendencias que acostumbramos a ver en las prendas, ahora también lucen en las correas de los relojes. Ejemplos de esto son los estampados como el animal print o las flores. Son relojes más trendy, perfectos para quienes apuestan por ir a la última. Los modelos más clásicos como los plateados o los dorados continúan, y son especialmente demandados los de oro rosa. Los tamaños son muy variados, aunque los grandes son los que más abundan entre las celebridades. En cuanto a la ocasión para lucirlos… Estamos de suerte. ¡Siempre es una buena ocasión!

La siguiente galería que te mostramos está formada por 13 modelos de reloj que en ningún caso supera los 50€. Calidad y precio no tienen por qué ir separados.