Helena Christensen, imparable

Helena Christensen protagoniza dos campañas bien diferentes: frente a la sexualidad de Agent Provocateur, la dulzura y melancolía de Odd Molly. ¿Cuál prefieres tú?

Maryta Alonso. 4 de noviembre de 2008
Helena Christensen, imparableMucho se ha hablado ya del renacer de las supermodelos, y es que basta con abrir una revista de moda para comprobar que, aquellas modelos que en los 90 fueron las diosas de la pasarela, regresan, 10 años después, dispuestas a retomar el trono de las campañas publicitarias.

Hace poco amanecimos con la noticia de que Claudia Schiffer había sido relevada por una modelo de 20 años como imagen de la nueva campaña de Chanel. Lejos de amedrentarse, la topmodel, imbatible, contraataca siendo la cara de Dolce y Gabbana. A ese selecto y casi imposible club de supermodelos pertenece Helena Christensen que, a falta de una, protagoniza dos campañas.



Junto a la extravagante Alice Dellal, Helena se convierte en la protagonista indiscutible de la nueva campaña de Agent Provocateur, por lo que se convierte en la sucesora de Kate Moss. Las imágenes de la firma de ropa interior se caracterizan por su atrevida sensualidad, que golpea al espectador con una brisa sexual que sólo puede proceder de la firma fundada por Joseph Corré, hijo de Vivienne Westwood. El encargado de retratar a la top ha sido Tim Bret-Day. La campaña, inspirada en la parafernalia pirata, cuenta también con la presencia de Peaches Geldof y la actriz Paz de la Huerta. ¿El resultado? Una impactante campaña que hace que, más de uno, desee sufrir un abordaje por parte de tan impresionante tripulación.

{youtube}zMUv4QpGSjA{/youtube}


Mucho menos explícita es la segunda campaña que protagoniza Helena Christensen, imagen de la firma sueca Odd Molly. La campaña se publicará a partir de enero, pero nosotras te ofrecemos algunas fotografías del making of.

Las imágenes llevan la firma de Yelena Yemchuk, responsable, entre otras muchas, de las campañas de firmas como Lacroix o Cacharel. Las imágenes evocan ternura y melancolía, y contrastan con la sexualidad de las fotografías de Agent Provocateur. En éstas, Helena es la reina del océano, que surca con fuerza y descaro; en aquellas, pasea, sigilosa, a la orilla del mar. Parece que Helena está dispuesta a mostrarnos todos sus registros este año, ¿con cuál te quedas tú?



Continúa leyendo...

COMENTARIOS