La vida increíble de Mar Saura

Soy muy inquieta, me meto en muchos proyectos y no me doy cuenta mientras lo voy haciendo.Para mí es una forma de retarme y superarme; cuando algo parece difícil, me intriga más y hago lo imposible por lograrlo. Visto en Marie Claire México, según Pamela Cortes y Álvaro Montaño

La vida increíble de Mar Saura

Marie Claire: La sociedad le exige a la mujer cumplir con más roles que nunca y al parecer tú eres una de esas mujeres que ha llegado a la cima en todos los ámbitos. ¿Cómo logras dividir tu tiempo?

Mar Saura: En ese sentido soy muy germánica y respeto muy bien los horarios. Es importante tener una agenda gestionada correctamente para poder cumplir con mis compromisos. Es complicado, pero como cualquier mujer trabajadora que tiene una vida familiar y profesional muy activa intento llegar a todo y hacer las cosas lo mejor posible.

MC: Empezaste como modelo. ¿Crees que cambió tu percepción de la belleza a raíz de encontrarte en una industria que le exige tanto a la mujer para lucir perfecta?

MS: Es crucial no obsesionarse con nada, aunque trabajes en el mundo de la moda y vivas de eso. Te piden ofrecer tu mejor imagen, pero lo que hay que hacer es no entrar en ese juego. Tal vez cuando estaba trabajando sí me preocupaba, pero más tarde mi carrera me llevó por otro rumbo.

MC: Has ganado premios por tu interpretación dramática. ¿Qué tan difícil es –siendo una mujer muy hermosa– probar que, además, puedes actuar?

MS: La verdad es que trabajé en la moda por muy poco tiempo. En ese momento vivía en Barcelona y quería recorrer mundo. Lo que comenzó siendo un juego –porque para mí eso fue– terminó siendo mi profesión por un corto periodo de tiempo. Viví en Japón, París y Nueva York, pero realmente no me quería dedicar a eso, no por menospreciar el oficio, pero buscaba algo que me divirtiera más. Una cosa me llevó a la otra, comencé presentado programas de televisión y, un buen día, sin querer, hice una serie y, hoy, lo que hago es compaginar las dos cosas. Sí, es cierto que los últimos cuatro años he estado más centrada en mi carrera profesional como actriz; de hecho, aquí en México no he hecho nada como conductora, pero lo que hay que hacer es trabajar muy duro en todo momento y en cada proyecto.

MC: Pero, ¿cómo lograste hacer la transición y ganar credibilidad?

MS: Es cierto que cuando el público está acostumbrado a verte de una manera les cuesta trabajo cambiar esa percepción, pero yo creo que no nacimos con etiquetas y muchas veces la profesión no es más que una evolución personal. Yo también necesité un tiempo para dar el paso de conductora a actriz y hasta la fecha sigo preparándome.

MC: ¿Qué tan selectiva eres a la hora de elegir tus nuevos proyectos?

MS: Desde que soy mami, más. Las oportunidades que me llevan fuera de España por mucho tiempo son todo un dilema.

MC: Sabemos que tienes un blog dedicado a mujeres en donde posteas notas sobre moda y belleza. ¿Cuál es el mensaje más importante que te gustaría hacer llegar a tus lectoras?

MS: Una revista me propuso el proyecto, en España es muy común. En ese momento estaba rodando la serie de televisión Ángel o demonio y empecé compartiendo mi experiencia desde el plató, mi día a día, cómo me levantaba, llegaba y me transformaban; les contaba mi proceso de desarrollo de personaje, porque interpreté a un demonio y fue algo intenso. No me planteé que iba a durar tanto, pero ya llevo tres años y ahí sigo. Afortunadamente funciona muy bien, pero no pretendo mandar ningún mensaje, lo único que ofrezco es una ventana abierta para conocerme mejor. Sobre todo me he enfocado en moda porque es muy visual y realmente la gente se fija en las fotografías, pero también recomiendo películas que me han marcado, los libros que he leído, los personajes con los que sueño, los viajes que hago y mis sentimientos.

 

Continúa leyendo...

COMENTARIOS