Quién es Joan Smalls

Es la imagen del éxito. Esta puertorriqueña es una de las diez modelos mejor pagadas del mundo.

Joan Smalls para Benetton

Tres días antes de nuestra entrevista, coincido con Joan Smalls en la fiesta navideña de los estudios Milk en Nueva York. Está tomando algo en la barra con su amiga Jacquelyn Jablonski, otra de las modelos más codiciadas del momento. Probablemente estén hablando del desfile de Victoria's Secret en el que ambas participaron unos días antes en Londres. Me presento y charlamos de nuestra futura cita. "De España, ¡qué lindo!", dice, toda dulzura y sonrisas. Días después, me cuelo en la sesión de fotos en un megaestudio con vistas al Hudson, donde Cass Bird está elaborando la campaña de primavera/verano de Benetton, en la que Joan es la estrella absoluta.

El camino a la cima

Han pasado ocho años desde que la maniquí dejó su querido Puerto Rico y aterrizó en el apartamento de su tía, en Queens, para probar suerte como modelo. Enseguida fichó por la agencia Elite y se puso a trabajar, pero las puertas del Olimpo fashion no se le abrieron de par en par hasta que Riccardo Tisci apareció en su vida. En 2010 el director creativo de Givenchy le ofreció un contrato en exclusiva para su desfile de alta costura en París y, a partir de entonces, empezaron a lloverle portadas y campañas. "Cuando salí de mi pueblo, tenía claro que quería triunfar a lo grande, quería conquistar el mundo", asegura la modelo.

Joan Smalls para Benetton

Poco se sabe de su vida personal. Ella es de las que, sin polémicas y sin estrategias en redes sociales, ha ido escalando posiciones hasta situarse entre las diez modelos mejor pagadas del mundo. En gran medida se lo debe a contratos multimillonarios como el que firmó con Estée Lauder, convirtiéndose en la primera hispana en representar al gigante de la cosmética. "Una de las mayores ventajas de este trabajo es el factor económico. Es genial poder tener esta sensación de seguridad siendo tan joven", admite.

Diversidad relativa

Cuando hablamos sobre la firma italiana que hoy representa, Joan cuenta que se siente muy identificada con su enfoque multicultural y le gustaría que otras marcas siguieran ese camino. "Una temporada ves chicas de distintas razas sobre la pasarela, te emocionas y crees que va a ser la norma, pero pasados unos meses todo se esfuma y se vuelve al orden establecido. No se está avanzando hacia la diversidad, es un fenómeno estacional", lamenta. Es cierto que las modelos de color que han triunfado en esta industria se cuentan con los dedos de una mano, pero no cabe duda de que Benetton siempre se ha distinguido por poner en valor la pluralidad racial.

Joan Smalls para Benetton

Joan por pasos

Propietaria. Con 21 años se compró su primera casa en Puerto Rico y hace tan solo unos meses añadía otra propiedad a su patrimonio. Es lo que tiene ser una de las diez modelos mejor pagadas del mundo.

En lo más alto. En 2012, Joan se plantó en el puesto número uno del ranking de las mejores modelos del planeta elaborado por la web models.com

El mejor consejo. "Mi madre siempre decía que hay que bañarse con mantequilla. O sea, que las opiniones de otros te tienen que resbalar. Un consejo muy útil en esta profesión", ríe.

Bate récords. Marc Jacobs, Prabal Gurung y Balmain son otras marcas que la han elegido como imagen esta primavera. ¡El 2015 es suyo!

Le va la marcha. Este año aparecía en el vídeo Yonce, de Beyoncé, junto a las otras dos modelos de color más célebres de su generación: Jourdan Dunn y Chanel Iman. También Kanye West rapeaba sobre ella en la canción Christian Dior Denim Flow.

Por amor al prójimo. Aún le queda tiempo para atender causas solidarias. Colabora con Project Sunshine, que ayuda a niños con necesidades médicas especiales.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS