Cara Delevingne y su primera campaña para Topshop